Si tu deseo es visitar el pirineo catalán priorizando el contacto directo con su maravillosa naturaleza, entonces no te lo pienses: anímate a pasar unos días en alguno de sus numerosos y fantásticos campings.

En la parte catalana de los pirineos existen campings para todos los gustos: algunos más austeros y otros con todo tipo de instalaciones de ocio (piscina, pista polideportiva, parque infantil…). Un ejemplo de este tipo es el Camping – Bungalowpark La Cerdanya del Cerdanya EcoResort (La Cerdanya), que además ofrece exquisitos bungalows de madera con calefacción, baño, zona de estar y hasta televisión.

 

Recomendaciones para disfrutar al máximo de tu estancia en un camping

Para que tus vacaciones o tu paréntesis de fin de semana en un camping del pirineo catalán sea inolvidable, te recomendamos que sigas estos consejos:

  1. Elige un camping cerca de espacios protegidos. Aunque todo el pirineo catalán es espléndido, los espacios protegidos y parques naturales están un paso por delante, siendo sencillamente espectaculares. Si eliges un camping dentro de los mismos o muy cerca de ellos podrás disfrutar de la naturaleza en todo su esplendor.
  2. Programa actividades. En el pirineo es imposible aburrirte. Te recomendamos que organices una ruta de senderismo y, si eres más atrevido, algún deporte de aventura. El abanico es innumerable: rafting, rapel, parapente, puenting, esquí…
  3. Disfruta de la gastronomía. Olvídate de platos preparados y no dudes en reponer energías con los excelentes embutidos de la zona o con una deliciosa y variada comida en algún restaurante tipo masía, donde nunca se pierde la esencia de la deliciosa comida casera.
  4. Alójate en un lugar que os satisfaga a ti y a tu familia. Si vas con niños, lo mejor es un camping familiar con zonas de juegos y otros pasatiempos. También es posible que tú o algún miembro de su familia seáis la típica persona a la que no le gusta renunciar a las comodidades que tiene en la ciudad. Por eso es fundamental buscar un camping con unas características que se adapten a los deseos y necesidades de todos, para que nadie pueda sentirse incómodo. Por fortuna, existen tantas opciones que es imposible que no encontréis vuestro camping ideal.
  5. Aprovecha para desconectarte y descansar. Y, sobre todo, tómate tu tiempo. Nada de estrés, las estancias en un camping sirven especialmente para la desconexión y el relax. Se trata de descansar y olvidarmos por unas pocas semanas o días de nuestras estresadas y muchas veces excesivamente burocratizadas y monótonas vidas.

 

Las principales ventajas de los campings en general es que nos permiten pasar  unas vacaciones diferentes a un precio asequible, sin tener que seguir las reglas en cuanto a horarios o vestimenta de los hoteles,es decir, nos encontramos con un grado mucho mayor de libertad.

En lo que respecta a los campings de los pirineos en particular, a los beneficios generales debemos sumarle su excelente ubicación en un entorno natural absolutamente privilegiado y la increíble variedad de actividades susceptibles de realizar. Desde tranquilas caminatas a deportes de intensa aventura, pasando por visitas culturales imposibles de borrar de nuestra memoria.