A mucha gente le encanta organizar escapadas en familia durante la primavera y el verano, pero cuando llega el mal tiempo parece que olvidan el buen hábito de disfrutar de la naturaleza contra viento y marea. Hoy en nuestro blog te vamos a dar algunas ideas fantásticas para que no hibernes cual oso perezoso y te animes a organizar y disfrutar de las mejores escapadas en familia también en invierno. ¿Empezamos?

 

Escapadas en familia: disfrutar de la nieve de otra manera

Ir a esquiar es una de las actividades estrella de las escapadas en familia invernales por excelencia, pero ¿sabías que hay muchos más deportes de invierno que grandes y pequeños pueden practicar cuando la naturaleza se cubre de nieve? Dos sugerencias:

Sugerencia 1: excursiones con raquetas de nieve

Las raquetas de nieve son un auténtico clásico en los países nórdicos, una estupenda actividad al aire libre que puede practicar toda la familia. Además, te aseguramos que después de 10 minutos encima de estas raquetas no vas a tener ni gota de frío.

Sugerencia 2: descensos en trineo

¿A quién no le gusta deslizarse en trineo por una blanca ladera? Vuelve a la niñez y disfruta con tus niños de la experiencia de disfrutar de una de las escapadas en familia invernales más divertidas y sencillas del mundo: montar en trineo.

 

Escapadas en familia: disfrutar de la gastronomía local

Potajes, sopas, cocidos, asados a fuego lento, pescados a la brasa…Conocer y disfrutar de la gastronomía local de los alrededores de tu ciudad puede ser una excelente excusa para organizar esas escapadas en familia cuando el tiempo no acompaña. Una sugerencia: la buena comida sienta mejor si antes de sentarte a la mesa disfrutas de la belleza y la tranquilidad de esos pequeños pueblecitos con encanto que salpican nuestra maravillosa geografía.

 

Escapadas en familia: disfrutar del hielo

Si la vida te da limones haz limonada y si el invierno te da hielo ¡disfrútalo! Una de las escapadas en familia más divertidas que puedes organizar durante los fríos meses invernales es disfrutar de una jornada de patinaje sobre el hielo en Puigcerdà. Y, por supuesto, después de la jornada “fresquita” siempre puedes reanimarte con una rica taza de chocolate disfrutando del calor de la chimenea en un  buen bungalow. Es simplemente, un plan perfecto para el invierno en familia.

 

Escapadas en familia: disfrutar del calor del agua

Una de las escapadas en familia más relajantes y saludables para recargar las pilas en pleno invierno es visitar un buen spa familiar, una experiencia diferente para estrechar lazos con los niños y los adolescentes de la casa y que te aportará toda esa energía que necesitamos para afrontar los largos meses del invierno.

Y si, además, eliges un resort que te ofrezca diferentes programas de relax y belleza para adultos y estupendas instalaciones y actividades para entretener a los más pequeños de la casa mientras los mayores se relajan… ¡Mejor que mejor!

 

Disfrutar de la nieve practicando esquí, haciendo excursiones con raquetas de nieve o bajando una ladera en trineo, disfrutar de la gastronomía local o de una visita a una granja y sumergirnos en un spa calentito lleno de salud y bienestar son solo algunas sugerencias para que no te de pereza organizar tus escapadas en familia durante este invierno. ¿Quieres añadir alguna idea más? ¡Escribe un comentario!