Todos los clientes que visitan nuestro resort adoran el sabor de los productos naturales que degustan en nuestros comedores, pero no todos ellos saben que parte de ellos proceden de nuestra apuesta por la permacultura. ¿No sabes lo que es la permacultura y qué tiene que ver con los productos naturales, ecológicos y deliciosos que a todos nos encanta degustar? Entonces sigue leyendo porque hoy intentamos aclarar todas tus dudas.

 

 ¿Qué es la permacultura?

El término permacultura procede de dos palabras:

  • Perma: permanente
  • Cultura: agricultura

Así, podríamos definir la permacultura como una forma diferente, sostenible y permanente de cultivar la tierra, de criar a los animales de granja y de capturar a los animales salvajes para obtener los productos naturales alimenticios que necesitamos para sobrevivir, pero sin alterar, dañar, contaminar o perjudicar de alguna forma al ecosistema que nos rodea.

Esta definición de permacultura se suele utilizar para hablar de los alimentos naturales como frutas, hortalizas, verduras, huevos, cereales… Pero en los últimos años está trascendiendo de las meras labores agrícolas, está evolucionando a una auténtica filosofía de vida.

Así, los fans de la permacultura no se limitan a cultivar, criar o comprar productos naturales; también se autodefinen como defensores de una forma de vida sustentable y ecológica en todas las facetas de su vida: en los medios de transporte que eligen para viajar, en el consumo responsable de ropa, productos de limpieza o electrodomésticos, en su apuesta por educar a sus niños en valores ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, en las actividades de reciclaje que practican en familia, en la elección de actividades de ocio y turismo rural como las excursiones en burricleta, etc.

A pesar de que es ahora cuando se está poniendo de moda hablar de permacultura y productos naturales, tanto el término como el concepto tienen más de 40 años cuando los ecólogos australianos David Holmgren y Bill Mollison publicaron un libro que ya se ha convertido en un auténtico clásico de los fans de los productos naturales y la permacultura: “Permaculture One: A Perennial Agriculture for Human Settlements”.

 

¿Qué diferencia a los productos naturales de la permacultura?

Quizá ahora te estás preguntando qué diferencia a los productos naturales procedentes de la permacultura de otro tipo de alimentos procedentes del cultivo extensivo o de la cría masificada de animales para consumo humano.

Veamos algunas claves que te ayudarán a distinguir los productos naturales procedentes de este tipo de agricultura sostenible:

Los productos naturales de la permacultura tienen que haberse obtenido respetando siempre la filosofía de la sostenibilidad y el aprovechamiento de los recursos naturales: ahorro de agua, utilización de fertilizantes naturales y de compost casero, prevención de plagas con productos naturales y no químicos, herramientas y aperos construidos con materiales naturales y libres de motores de combustión interna que utilicen combustibles como la gasolina o el diesel, etc.

Los productos naturales de la permacultura tienen que adaptarse al entorno donde crecen y no alterar el terreno de siembra, la afluencia de corrientes de agua, la presencia de flora o de fauna propias del lugar, etc.

Los productos naturales procedentes de la permacultura no se deben comercializar envasados en plásticos o cualquier otro sistema de embalaje altamente contaminante. Además, estos envases deben poder ser reciclados de forma sencilla para que vuelvan a disfrutar de una segunda vida útil, ecológica y productiva.

 

¿Quieres aprender a diseñar un huerto de permacultura y disfrutar de tus propios productos naturales sostenibles? Pulsa aquí y te contamos cómo hacerlo.