Las excursiones y rutas con raquetas de nieve nos permiten hacer un tipo de senderismo diferente y muy estimulante. Podemos vivir grandes experiencias gracias a estos sencillos artilugios, muy fáciles de colocar y usar, y para los que no es necesario aprender ninguna técnica (como sí sucede con el esquí por ejemplo), ni gozar de una gran forma física.

Se trata simplemente de andar por la nieve con las raquetas de nieve que se acoplan a las botas y permiten desplazarse con mucha más rapidez y comodidad sobre un terreno nevado. Las raquetas impiden que nos hundamos, lo cual nos permite progresar por caminos nevados y hacer excursiones por el interior de los bosques, llegando a refugios, lagos helados y hasta culminar algunas cimas.

Para ello el Pirineo es, sin duda, uno de los mejores lugares para practicar esta modalidad, existiendo un sinfín de itinerarios y rutas, con diferentes longitudes y niveles de dificultad, que permiten realizar este tipo de excursiones para todos los niveles y al alcance de nuestra mano.

A continuación, te dejamos algunas rutas preciosas y que consideramos imprescindibles si te gusta este deporte.

 

Listado de 5 rutas en raquetas de nieve por el Pirineo Catalán

1. De Guils Fontanera al lago de Malniu – La Cerdaña

  • Largada: 12 km, circular
  • Desnivel: 404 m de subida y de bajada
  • Altura màxima y mínima: 2.264 m / 1.892 m
  • Dificultad: Baja
  • Duración: 5 horas

Esta ruta está ubicada en la Cerdaña, es una preciosa excursión sin ninguna dificultad. Lo bueno de la Cerdaña es que al tratarse de un gran valle ancho y llano, hace que la mayoría de zonas tenga un acceso asequible.

La salida se hace desde la estación de esquí nórdico “Guils-Fontanera” pero, en este caso, no hace falta pagar el forfait obligatoriamente porque no pisaremos las zonas preparadas donde hacen esta práctica. A lo largo de la ruta nos encontramos con los magníficos y variados paisajes de la Cerdaña, repletos de bosques de ensueño, ríos, cascadas y lagos helados, que garantizan la plena satisfacción a todos aquellos afortunados excursionistas que se animen a realizar una ruta en raquetas de nieve. La ruta sigue hasta que llegamos al lago de Malniu, donde cerca también encontramos un refugio. Una vez allí podemos dar la vuelta por el mismo sitio, o por otro camino que también está señalizado. Desde este enlace puedes ver y descargar la guía de la ruta.

Guils Fontanera

Imagen: Wikiloc

Además, si te gusta la zona, hay distintos sitios donde se organizan excursiones guiadas en raquetas de nieve para toda la familia. Como en el Cerdanya EcoResort, donde te ofrecemos una forma diferente de conocer la Cerdanya en época de nieve, con todo muy bien organizado y las máximas garantías de seguridad.

 

2. Tuc de Beret – Valle de Aran

  • Largada: 8 km, circular
  • Desnivel: 768 m de subida y de bajada
  • Altura màxima y mínima: 2.597 m / 1.829 m
  • Dificultad: Baja
  • Duración: 5 horas y 20 minutos

Esta ruta ubicada en el Valle de Aran nos asegura ver un paisaje nevado por completo, por lo que si queréis ver las montañas totalmente blancas es vuestra excursión. Dada su ubicación, en el Valle de Aran hay buenas cantidades de nieve desde inicio del hinvierno hasta entrada la primavera.

En este caso, empezamos en el aparcamiento del Pla de Beret y subimos por las pistas de esquí bordeando el río, hasta llegar al final del telesilla. Una vez allí, seguimos bordeando el collado hasta llegar a la cima del Tuc de Beret. Desde allí arriba veremos una magnífica panorámica hacio otros picos. Desde este enlace puedes acceder y descargarte toda la información de esta ruta.

Tuc de Beret

Imagen: Wikiloc

3. Tossa Pelada – Tuixent

  • Largada: 6,4 km, circular
  • Desnivel: 496 m de subida y de bajada
  • Altura màxima y mínima: 2.375 m / 1.932 m
  • Dificultad: Baja
  • Duración: 3 horas y 50 minutos

Esta ruta se empieza en la población de Tuixent, en la comarca catalana del Alt Urgell. En este caso, también nos encontramos en La Vansa, otra estación de esquí nórdico. Una vez allí, cogemos el GR que nos llevará a Tossa Pelada, la cima de la Sierra del Port del Compte situada más al norte, en este punto estaremos en la comarca del Solsonés. Se trata de una excursión que va y vuelve por el mismo camino. A la ida vamos teniendo una pendiente de subida flojita pero continuada, mientras que a la vuelta es todo prácticamente bajada. Puedes ver y descargar la ruta desde este enlace.

Tossa Pelada

Imagen: Wikiloc

4. Gallina Pelada – Alt Berguedà

  • Largada: 10 km, circular
  • Desnivel: 645 m de subida y de bajada
  • Altura màxima y mínima: 2.316 m / 1.702 m
  • Dificultad: Baja
  • Duración: 4 horas y 45 minutos

La Gallina Pelada es un pico de 2.327 metros situado en el Alt Berguedà, provincia de Barcelona. Estas montañas de la estación de esquí Rassos de Peguera, son un lugar precioso puesto que recogen lo mejor de la media y la alta montaña.

Esta ruta circular se empieza subiendo por el Torrent de la Font y luego bajando por el Barranco de les Llobateres. La primera subida es la más complicada de la ruta, pero una vez pasado el punto de los 2.000 metros hay unas maravillosas vistas y es un camino ideal para hacer en raquetas de nieve hasta el pico de la Gallina Pelada, pasando por el Refugio d’Ensija. Desde allí se pueden ver vistas preciosas de medio Cataluña. Aquí tienes el enlace para ver y descargar este itinerario.

Gallina Pelada

 

5. Pedró dels Quatre Batlles – La Coma, Port del Compte

  • Largada: 7,8 km, circular
  • Desnivel: 576 m de subida y de bajada
  • Altura màxima y mínima: 2.445 m / 1.973 m
  • Dificultad: Moderada
  • Duración: 4 horas y 40 minutos

Esta ruta se empieza en el Solsonés, a tiro de piedra de Barcelona. Desde la estación de esquí de Port del Compte hay indicadas distintas rutas para hacer con raquetas de nieve de diferentes dificultades y muy bien señalizadas. En esta ruta circular, el punto medio es cuando llegas a la cima del Pedró dels Quatre Batlles. Donde en todo momento vamos a tener unas espectaculares vistas de las montañas nevadas. Para descargar el itinerario hazlo desde este enlace.

Pedro dels Quatre Batlles

 

Mejor con la supervisión de un guía

Este tipo de excursiones son fantásticas e inolvidables porque permiten explorar paisajes bellísimos, progresando por zonas donde sería muy difícil (y puede que imposible) avanzar sin raquetas.

Pero no debemos olvidar que si vamos con niños o somos nuevos en esta modalidad, la seguridad es una cuestión importantísima, por lo que es recomendable hacer las rutas en raquetas de nieves bajo la guía y supervisión de personal especializado con el fin de:

  • Nos asesore y ayude a colocarnos las raquetas y usarlas correctamente para evitar lesiones.
  • Nos indiquen los itinerarios a seguir y nos hagan de guías. De lo contrario, podríamos perdernos por las montaña.
  • Un guía especializado nos marcará los lugares de paso seguros, evitando las zonas con peligro de que se produzcan desprendimientos, aludes o que el hielo se resquebraje (algo que puede ocurrir en ríos o lagos helados)
  • También nos avisará si es mejor suspender la excursión a causa de las inclemencias meteorológicas

 

La mayoría de personas que han tenido la oportunidad de realizar alguna excursión con raquetas de nieve destacan, sobre todo, la sensación de paz, tranquilidad y conexión con la naturaleza que se consigue. ¡Anímate a experimentar este tipo de sensaciones!