Una de las actividades más divertidas para disfrutar durante las vacaciones en familia son las excursiones por el campo, ¿verdad? Disfrutar de un día en familia en plena naturaleza es una maravilla, pero hay que planificarla bien, sobre todo si en el grupo viajan bebés o niños muy pequeños. Y ese es el tema que nos ocupa en el artículo de hoy: resumir una serie de consejos básicos para ir de excursión y disfrutar de unas vacaciones en familia que sean tranquilas, apacibles, divertidas y, sobre todo, seguras. ¿Empezamos?

 

Consejos para ir de excursión familiar

El primer consejo que podemos darte para programar esa excursión perfecta que todos recordaréis a la vuelta de las vacaciones familiares es muy sencillo y básico: más vale prevenir que lamentar.

¿A qué nos estamos refiriendo? A que ir de excursión con niños pequeños es diferente que hacerlo con un grupo de adultos preparados para todo. Los niños son muy duros y resistentes (más de lo que creemos), pero tienen unas necesidades concretas que debemos prever y atender durante las horas que dure la excursión. De esas necesidades hemos extraído los siguientes consejos básicos para disfrutar de una segura excursión familiar:

1. Contrata los servicios de un guía profesional

Si vas a ir de excursión con niños pequeños por un sitio desconocido la mejor opción es mejor optar por una excursión guiada dirigida por un profesional, una persona que conozca bien el entorno, las rutas más seguras, la dificultad de cada tramo, etc.

2. Hazte con un buen mapa de la zona

Si llevas mucho tiempo yendo de vacaciones en familia al mismo sitio, quizá te de pereza contratar a un guía para ir de excursión. No hay problema en que hagas una excursión autoguiada pero por favor, no te confíes. Aunque hayas ido de excursión mil veces a la misma zona, recuerda que la naturaleza es caprichosa. Así, hazte con un buen mapa físico del lugar y no te fíes solo de tu móvil, en el campo la cobertura es tan variable como el clima…

3. Lleva “de todo”

Si tienes experiencia en senderismo o actividades al aire libre, seguro que sabes lo importante que es ir bien equipado. Hablamos de botas, calcetines largos, ropa de abrigo, agua, chocolate, frutos secos, botiquín, mochila portabebés

Este material básico se multiplica cuando en las vacaciones en familia incluimos bebés o niños de dos, tres o cuatro años, pequeños seres vivos que caerán en todos los charcos del camino, mojarán los pantalones, tendrán hambre y sed en el momento menos adecuado, etc.

 

Vacaciones en familia: dos razones para ir de excursión

Quizá después de leer la serie de consejos que te hemos dado en los párrafos anteriores, te entren dudas sobre si es o no adecuado hacer planes con niños programando una excursión familiar de la casa. ¿Es así? Entonces aquí tienes dos razones que te animarán a incorporar las excursiones por la naturaleza en tus próximas vacaciones en familia:

Razón 1: enseñar valores ecológicos a los más pequeños

Ir de excursión durante vuestras vacaciones en familia es una excelente forma de enseñar a nuestros niños y niñas a convertirse en ecoturistas en miniatura.  Pasear por la naturaleza sin alterar la flora, recoger la basura, saludar al resto de excursionistas… Son algunos de los valores de respeto por el medio ambiente que los niños adquirirán por propia experiencia sin tener que estar sentados en un aula.

Razón 2: romper con la rutina familiar

Las vacaciones en familia también pueden convertirse en una rutina si siempre vais a los mismos sitios: la casa del pueblo, el apartamento en la playa, el mismo resort familiar… Una de las formas de romper con la rutina vacacional es sorprender a los más pequeños de la casa con una divertida excursión a la naturaleza, un paseo por el campo que no tiene por qué ser largo o cansado, sino una forma divertida de pasar la tarde al aire libre.

 

¿Quieres compartir algún consejo más para disfrutar de una segura excursión con niños durante las vacaciones en familia? ¡Hazlo! Seguro que al resto de lectores de nuestro blog les encantaría conocer tu experiencia…