Consumir verduras de temporada supone muchas ventajas para la salud, ya que este tipo de alimentos permiten una asimilación total de los nutrientes minerales y vitaminas. Además, cuando consumimos productos de temporada lo hacemos en su punto óptimo de maduración y recolección, por lo que conservan todo su sabor y frescura. Otra ventaja es que su precio suele ser más bajo.

 

¿Cuáles son las verduras hortalizas y legumbres de temporada en invierno?

En los fríos meses de invierno, como los que vivimos ahora, se recogen muchas verduras y hortalizas, siendo algunas de las más destacadas:

  • La alcachofa, que además de tener un gran poder desintoxicante es muy diurética, ya que aporta una gran cantidad de fibra.
  • El brócoli es otra de las verduras de temporada estrella por su gran aporte de Vitaminas A y C, además de potasio, ácido fólico y hierro.
  • El calabacín también aporta varios tipos de Vitaminas (A, B3 y C3) y además es muy versátil en la cocina, pudiéndose preparar de muy diversas formas.
  • La espinaca es una verdura de hoja verde que nos aporta una cantidad de nutrientes excepcional, destacando el magnesio, el hierro y el calcio. Por otra parete, su índice calórico es muy bajo, por lo que resulta ideal para aquellas personas que se encuentran a dieta.
  • La endivia es un vegetal perfecto para enriquecer cualquier ensalada, al tiempo que libra a nuestro organismo de elemento tóxicos con gran efectividad.
  • Las habas son unas legumbres exquisitas, con mucha fibra y una gran capacidad para estimular el hígado.
  • Las judías verdes tienen una elevadísima proporción de agua, por lo que su aporte de calorías es muy bajo, lo cual no es óbice para que sean también muy nutritivas.
  • El pimiento es único por la gran cantidad de nutrientes que aporta. Su consumo es muy beneficio para mantener un pelo brillante y un piel tersa y suave
  • El puerro es un vegetal ideal para elaborar sopas y caldos. Su aporte de Vitamina B9, calcio y potasio lo convierten en especialmente sano.

 

¿Cómo se pueden cocinar las verduras?

La mayoría de verduras son muy versátiles en la cocina. Esto significa que se pueden preparar asadas, al horno, fritas y también en forma de sopas, caldos y como sofrito de muchos platos.

Si se nos dan bien los fogones, nos podemos atrever con platos un poco más sofisticados como el pastel de verduras. En el caso de los niños, que ya se sabe que les cuesta acostumbrarse al sabor de la verduras, siempre se pueden usar trucos muy efectivos para que se las coman, como por ejemplo rellenar verduras, como las berenjenas, con un poco de carne picada.