¡Naturalmente!

Actividades Pirineos: un mundo lleno de aventuras

Salir a la aventura y conocer cara a cara a la naturaleza. Ya sea verano o invierno, siempre es buen momento para escaparte unos días y descubrir la infinidad de actividades en los Pirineos al aire libre.

Además de las conocidas pistas de esquí que abundan por todo el Pirineo, esta maravillosa zona montañosa tiene mucho más que ofrecernos. Es todo un paraíso para los amantes del senderismo a pie, así como las rutas en bicicleta o incluso a caballo. Pero también es el paisaje idóneo para realizar actividades trepidantes y llenas de adrenalina, como rafting, parapente, escalada, descenso de barrancos y un larguísimo etcétera.

 

Senderos para todos los gustos

senderismo

Mientras dura el buen tiempo, el paisaje de los Pirineos es ideal para disfrutar del senderismo o para explorar las rutas a caballo o en bicicleta. Explorar y descubrir parajes muy variados, desde grandes ríos a preciosos riachuelos, y decorados por una increíble vegetación e inmensas formaciones rocosas.

Pero no solo en verano, sino que en invierno también hay mil cosas por hacer. Para empezar, muchas estaciones de esquí no dejan de funcionar a lo largo de todo el año. Sus telesillas, fuera de temporada, sirven para poder subir fácilmente a las cumbres y disfrutar de increíbles vistas. Por eso, por lo general, son un buen lugar para empezar a apreciar el encanto de los Pirineos.

Además, andar por la montaña es para muchos una de las actividades más saludables y bonitas que se pueden hacer. Es la mejor manera de descubrir paisajes hermosos de los Pirineos, y es una manera de apreciar la naturaleza y aprovechar para respirar su aire puro. Hay muchísimas rutas de senderismo por los Pirineos, aptas para principiantes y para expertos, e incluso para todos los miembros de la familia.

 

Rutas por la Cerdanya

Si lo que necesitas es disfrutar de unos días de desconexión pirenaica total, la mejor opción es desplazarte hasta La Cerdanya, a Prullans, en el Cerdanya Ecoresort. Piscinas climatizadas, barbacoas, sala de juegos, granja de animales, huertos… pero también podrás realizar un sinfín de actividades en los Pirineos al aire libre: deportes, rutas guiadas, excursiones en familia, actividades lúdicas, etc. Es el destino ideal para disfrutar de la naturaleza y pasarlo en grande en familia.

Además, desde Prullans podrás descubrir preciosos parajes y conocer el entorno de los Pirineos Catalanes con estas interesantes rutas:

  • Los Miradores del Pla de l’Àliga. Ruta circular, de menos de 5km, en la que se obtiene una vista completa de 360º desde los cuatro miradores.
  • Los Lagos de la Pera. Dos lagos, escondidos tras el refugio de la Pera, son el bello objetivo de esta ruta de poco más de 6km que sigue el suave sonido de los arroyos circundantes.
  • Miradores de Prullans. Des del mismo pueblo de Prullans, se puede realizar esta ruta de 9km en la que se descubre a fondo el pueblo y sus alrededores. Es ideal para acelerar un poco el ritmo y practicar un poco de running.
  • Solana-Prullans. Esta sencilla, pero más larga ruta (casi 12km) destaca por su desnivel (617m) y por ser un viaje a la prehistoria y historia medieval, pasando por las cuevas de Anes, los dólmenes de Orán y las iglesias románicas de Sant Mamet y Prullans.

 

Actividades Pirineos con adrenalina

Pero además del senderismo y el esquí hay muchas más actividades. Aquí te dejamos algunas de las más imprescindibles:

Rafting

rafting

Emoción, aventura, adrenalina, lágrimas y diversión en las aguas más bravas del Pirineo. Súbete a una balsa de rafting (con la compañía de un guía experto, ¡claro!), y disfrutarás de una experiencia que no vas a poder olvidar nunca más.

El rafting es una actividad genial para grupos y familias. No sólo fortalece vínculos y crea buenas memorias gracias a su espectacularidad. Sino que también es perfecta para todo tipo de públicos, ya que hay muchos grados distintos de intensidad y dificultat a los que adaptarse.

En el Pirineo catalán, encontramos dos puntos fluviales destacados para practicar rafting:

  • La Noguera-Pallaresa, con distintos recorridos de dificultad media, y
  • la Noguera Ribagorzana, que goza de hasta 12 kilómetros navegables por sus aguas bravas.
  • O también en La Seu d’Urgell y su Parc Olímpic, que es perfecto para hacer una iniciación en el mundo del rafting o incluso sentirse como uno de los deportistas olímpicos que bajaron por estas aguas en el 92.

De forma similar, también se puede disfrutar de las aguas bravas con un kayak o canoa, o incluso con un Hidrospeed. El hidrospeed consiste en descender las aguas fluviales con un traje adaptado y especialmente diseñado, con aletas y un hidro en las manos para poder propulsarte tu sólo y poder coger las riendas del río. Es una de las opciones más novedosas y adrenalínicas para disfrutar de los Pirineos y sus aguas bravas.

 

Esquí y raquetas de nieve

raquetas de nieve

Para los amantes de la nieve y el invierno tienen muchas opciones para esquiar en los Pirineos. Formigual, La Molina, Baqueira-Beret, y un largo etcétera son algunas de las estaciones de esquí más famosas.

Pero si queremos disfrutar de la nieve con un poco menos de velocidad, y sin la necesidad de pagar un forfait, podemos practicar las raquetas de nieve. Una auténtica maravilla de actividad, ideal para tonificar todo el cuerpo, y también apta para todos lo públicos. Te permite hacer excursiones por la montaña también en invierno y descubrir paisajes nevados e inolvidables. Auténticas postales para retratar y retener en la memoria. Aquí encontrarás unas cuantas rutas en raquetas de nieve por el Pirineo Catalán.

 

Rápel y Barranquismo

barranquismo

Quizás menos conocida, esta actividad tan aventurera resulta, una vez la pruebas, impresionante.

Descender barrancos y realizar saltos en agua verticales y vertiginosos puede parecer un tanto peligroso. Sin embargo, el barranquismo y el rápel no requieren de demasiada preparación física ni técnica previa, siempre y cuando nos adaptemos a las salidas para principiantes.

La gracia del barranquismo es lograr el descenso esquivando y superando todo tipo de obstáculos que aparecen en el recorrido. La imagen más vívida es la de bajar por una brecha entre dos paredes rocosas hasta un pendiente que hay que saltar para caer en una piscina natural. Pero también se encuentran cascadas que hay que descender rapelando, o o incluso toboganes naturales por los que deslizarse.

 

¿Has probado algunos de estas aventuras en forma de actividades en los Pirineos? Cuéntanoslo en los comentarios, y si conoces algún otro tipo de aventura para vivir en los Pirineos, ¡compártela! Así todos podremos disfrutar de los beneficios de practicar deportes de aventura.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.