¡Naturalmente!

Alimentación sostenible: qué es y 5 motivos para recomendarla

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

Cuidar el planeta debería ser una de nuestras prioridades vitales. Podemos lograrlo, si ponemos empeño, en todas las facetas de la vida. La alimentación no iba a ser menos. Es un componente central y esencial en nuestras vidas que no solo nos aporta nutrientes, sino que también juega un papel importante en la economía y la cultura. Llevar una alimentación sostenible conlleva beneficios para el medio ambiente y para tu salud. En este artículo te contamos cómo y te damos motivos de peso para que la pongas en práctica.

 

Qué entendemos por alimentación sostenible

No existe una definición universal de alimentación sostenible. Diferentes organismos han ofrecido su propia visión, como es el caso de la Comisión Europea, que proporciona la siguiente interpretación:

En lo relativo a la alimentación, podría considerarse un sistema sostenible aquel que abarca un ámbito de temas como garantía del suministro de alimentos, salud, seguridad, asequibilidad, calidad, una fuerte industria alimentaria y, al mismo tiempo, sostenibilidad ambiental en términos de temas como cambio climático, biodiversidad, calidad del agua y del suelo. 

Podemos resumir lo anterior en una definición sencilla como la que sigue: una dieta equilibrada y sostenible debe ser adecuada desde el punto de vista personal y, además, a nivel de producción y consumo, generar un menor impacto en el entorno.

 

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

 

Para que nuestra forma de comer sea sostenible debe reducir el impacto negativo en el medio ambiente. Por eso, las recomendaciones para lograr una alimentación sostenible pasan por establecer como base de la ingesta calórica legumbres, frutas y verduras ecológicas, de temporada y de producción local. 

Es prioritario reducir el consumo de alimentos ultraprocesados que, además de ser muy poco recomendables para la salud, contribuyen al deterioro de las fuentes de recursos naturales y materias primas. Estos productos dejan una gran huella de carbono en su proceso de elaboración. La premisa fundamental es comprar alimentos lo menos procesados posibles.

La alimentación sostenible se basa en la producción sostenible de alimentos a través de la agricultura ecológica u orgánica y en la adopción de hábitos alimenticios sostenibles; por ejemplo, evitando consumir alimentos que no se necesitan y que se terminan tirando a la basura.

 

Por qué adoptar una alimentación sostenible

Lograremos una alimentación equilibrada y sostenible si nuestra dieta no pone en riesgo nuestra salud ni la del planeta. No debemos contribuir a perpetuar prácticas que perjudiquen los derechos humanos. Con la alimentación sostenible logramos:

  1. Tener una alimentación adecuada: Ingerir alimentos variados y de temporada nos dará todos los nutrientes necesarios para mantener nuestro organismo sano.
  2. Consumir de forma responsable: Te ayudará a ser un consumidor consciente saber que más de 790 mujeres, hombre y niños en el mundo sufren de hambre crónica, según la FAO. ¡No tires nada de comida a la basura, consume solo lo necesario!
  3. Cuidar la biodiversidad: La agricultura extensiva necesaria para elaborar las ingentes cantidades de alimentos ultraprocesados que llenan los supermercados, tiene un impacto brutal en el medio ambiente. Elegir productos de proximidad y del cultivo o ganadería ecológico contrarresta ese efecto.
  4.   Respetar a los productores: Los productos que consumimos, además de todos los beneficios anteriores, deben ser más justos. Una alimentación sostenible mejora el acceso al mercado de productores desfavorecidos; además respeta las normas de trabajo infantil y explotación laboral.
  5. Reducción de la pobreza: Si elegimos productos de comercio justo para nuestra dieta, contribuiremos al desarrollo social de países y productores. Nuestra alimentación puede contribuir a la reducción de la pobreza. Tenlo presenta cada vez que compres alimentos.

 

Como ves, la elección de los productos que nos llevamos a la boca es trascendental. Podemos contribuir al desarrollo de comunidades, al cuidado del planeta y a nuestra salud. Haz como en el Cerdanya EcoResort, y pásate a la alimentación sostenible y saludable. ¡Reduce tu huella en cada comida!

 

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa - amarillo

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.