Aunque los términos alimentación y nutrición tienden a utilizarse indistintamente, como si se tratase de sinónimos, en realidad son conceptos bastante distintos, aunque eso sí, se encuentran directamente relacionados, puesto que para tener una buen nutrición es imprescindible alimentarse correctamente.

 

Diferencia entre alimentación y nutrición

A grosso modo, podemos definir la alimentación como la ingesta, de un modo consciente y voluntario, de alimentos. Mientras que la nutrición sería el proceso automático que tiene lugar en nuestro organismo,  sin que participemos de un modo consciente, para asimilar los nutrientes de los alimentos y conseguir la energía que precisamos para el funcionamiento basal y el resto de actividades del día a día.

Aclarado esto, a continuación te explicamos cuales serán las principales tendencias en alimentación y nutrición en el 2018 que acaba de comenzar.

 

Se intensifica el boom de los alimentos verdes

El interés creciente por los alimentos vegetales (verduras, hortalizas, frutas…) no es un movimiento nuevo. Hace ya varios años que se observa un mayor protagonismo de esta clase de alimentos frente a las proteínas animales (carne y pescado).

Pero los expertos en alimentación pronostican que el 2018 va a ser el año del despegue definitivo de esta tendencia, notándose especialmente en un aumento del consumo de las proteínas vegetales (granos, semillas, algas…) y en nuevas propuestas gastronómicas, como los postres veganos.

 

El gran año de los alimentos de proximidad

La elaboración de platos creados con ingredientes obtenidos a menos de 100 kms de distancia entre el lugar de elaboración y de consumo final será otra de las tendencias más marcadas este año. Es el auge de los conocidos como productos de proximidad o productos km. 0.

Una práctica que de la cocina del hogar está pasando a muchos restaurantes y que busca objetivos como: defender el ecologismo y reducir la contaminación (por el transporte de vehículos), ayudar a los proveedores locales y apostar por unos productos más naturales, nutritivos y sabrosos.

 

Sustitución de las dietas milagro por la alimentación equilibrada

Todo apunta a que, por fin, la personas que quieren perder peso dejarán de confiar en las dietas extravagantes. Estas prometen resultados rápidos y espectaculares, pero la realidad es que, en el mejor de los casos, los kilos perdidos se ganan al poco tiempo y, en el peor de los escenarios, pueden llegar a provocarnos importantes problemas de salud.

Las dietas que excluyen alimentos, de forma temporal o definitiva, están dando paso a una alimentación equilibrada, donde se puede comer de todo pero en su cantidad justa y usando el sentido común.

 

La imagen gana cada vez más importancia

El famoso dicho de que “se come con los ojos” está más en boga que nunca. Y esto se notará en el 2018 en factores como:

  • El gran protagonismo de los temas gastronómicos y nutricionales en la redes sociales más visuales como Pinterest o Instagram.
  • La cada vez mayor importancia de la presentación de los platos, buscando la inclusión de ingredientes que aporten una gran variedad de textura y colores.
  • El protagonismo de alimentos que involucre no solo al gusto, sino también a lo visual y al sentido del tacto, por medio de texturas impactantes.

 

No al derroche, sí a la cocina de aprovechamiento

Los recursos naturales son finitos, por lo que no se deben desaprovechar ni malgastar sin medida. A partir de esta gran verdad, surge el trashcooking o cocina de aprovechamiento, un conjunto de trucos y técnicas para crear platos de gran calidad donde todo se aprovecha: verduras sobretodo, pero también pescados y carnes.

En resumen, las principales claves de las tendencias en alimentación y nutrición en el 2018 implicarán la potenciación de la alimentación verde, natural, ecológica, de proximidad y equilibrada.