¡Naturalmente!

Aprende a meditar en 5 pasos

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

La meditación, esa práctica milenaria que se te resiste, o a la que no has entrado con buen pie, por múltiples motivos, por más que te insisten: «¡Aprende a meditar!». Te gustaría poder beneficiarte de su práctica pero no has logrado disfrutarla del todo. ¿Te suena? Si quieres aprender a meditar pero no has logrado hacerlo te recomendamos que acudas a algún centro en el que un guía te lleve de la mano. Esta es quizás la mejor forma de asegurarte una introducción satisfactoria al arte de la meditación.

CTA texto - Ebook Bienestar - Pautas para gozar de un bienestar completo

Sin embargo, si no quieres tirar la toalla y tratar de aprender a meditar en casa, te contamos cuáles son las 5 claves para que te acerques a esta práctica beneficiosa para tu salud física y mental. ¿Estás preparado?

Beneficios de aprender a meditar

Para que te motives todavía más. Antes de explicarte los 5 pasos clave para aprender a meditar, no está de más repasar los beneficios de esta práctica:

  • Te ayudará a deshacerte de los efectos del estrés.
  • Mejorará tu capacidad de atención y concentración.
  • Fortalecerá tu sistema inmunológico.
  • Mejorará tu memoria y funciones cognitivas.
  • Favorecerá la creación de pensamientos positivos.

5 pasos y ¡aprende a meditar!

Uno de los aspectos más importantes para aprender a meditar es encontrar el momento perfecto para ti, el tipo de meditación que encaja contigo y la postura que te resulte más cómoda. Son tres aspectos a tener muy en cuenta. Así que no desesperes si a la primera no observas los resultados esperados.

Poco a poco irás descubriendo posturas, tipos de meditación y los momentos del día en los que te concentras más. Es cuestión de tener paciencia y probar. No desesperes. Si necesitas ayuda puedes acudir a un retiro espiritual, eso sí, con estas pautas en mente:

  1. Es importante estar cómodo. Busca un sitio tranquilo donde puedas estar relajado y, lo más importante, en el que nada ni nadie te interrumpa. Servirá cualquier sitio con tal de que te sientas cómodo y centrado. Para terminar de ponerte cómodo, elige ropa ancha, deshazte de los zapatos y otros complementos como el reloj o las joyas.
  2. Adopta la postura correcta. Lo mejor es sentarse en el suelo, de manera que tengas la espalda recta, sin tensiones y que te permita respirar hondo y estar relajado. Prueba varias posturas: en una silla, de rodillas y sentado sobre tus talones, tumbado… Prueba las posturas que creas necesarias, lo más importante es que te sientas lo más cómodo posible. Elijas la postura que elijas mantén la espalda recta y los hombros y brazos relajados. 
  3. Céntrate en un objeto y aunque te asalten pensamientos de todo tipo, no desesperes y sigue adelante. Para empezar a meditar lo mejor es fijar la atención en algo. Ese algo puede ser tu respiración o un objeto que esté en la misma habitación o entorno. Cuando ya tengas algo más de práctica, puedes emplear la técnica del escáner corporal o centrarte en diferentes sonidos. Concentrarte en algo específico te ayudará a no perseguir los pensamientos que te asalten. Es normal que te asalten tus preocupaciones, la incertidumbre de si estarás haciéndolo bien, etc. Cuando estos pensamientos aparezcan simplemente deja que pasen u vuelve a centrarte en la respiración o el objeto elegido para la sesión.
  4. Cada día que medites, aumenta el tiempo de la sesión. Lo más recomendable es empezar con una sesión corta e ir incrementando de forma progresiva hasta alcanzar sesiones de meditación de 20 a 30 minutos.
  5. Incorpora la meditación a tu día a día. Lo mejor de la meditación es que se convierte en un hábito saludable. Si perseveras y practicas cada día, lograrás hacer de la meditación un hábito saludable. Recuerda que el objetivo  es centrar tu pensamiento en algo y ser consciente de tu existencia. No pretendas conseguirlo el primer día, requiere práctica y esfuerzo.

Como ves, puedes crear tu propia rutina de meditación con 5 simples pasos. Además de dedicarte unos minutos plenamente para ti, la meditación te ayudará a mitigar el estrés. Prueba a hacerlo tú mismo en casa, pero si crees que no logras conseguir el estado de meditación adecuado, acude a un centro en el que te ayuden —o prueba un retiro de meditación—, mediante la meditación guiada, a alcanzar el estado deseado.

CER - CTA imagen - Ebook Bienestar_Pautas para gozar de un bienestar pleno - azul

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.