¡Naturalmente!

Beneficios huerto urbano: 5 ventajas de ponerlo en marcha

Ya sea por trabajo, estudios u otras razones, lo cierto es que nuestro estilo de vida ha favorecido que poco a poco perdamos el contacto con la naturaleza. La mayoría de las personas viven en centros urbanos en los que apenas se interactúa con las materias primas.

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

Nos acostumbramos a abastecernos de frutas y verduras que vienen envasados y con una apariencia inmaculada; y paulatinamente vamos olvidando el contacto con la tierra. Volver a aprender ese contacto es uno de los beneficios del huerto urbano, pero hay otros muchos, que repasamos en este artículo.

Huertos urbanos para cuidar el medio ambiente

Construir y hacerse cargo de un huerto ecológico es una de las formas de volver a conectar con la naturaleza. Además, con esta forma de aprender haciendo, ensayo y error, las personas tomamos conciencia de cómo funciona el medio natural y asumimos la necesidad de cuidar y preservar nuestro ecosistema.

Todos podemos disfrutar de un huerto urbano. Puedes crear tu propio huerto en tu jardín o balcón; pero también puedes proponer la idea en la próxima reunión de vecinos. Un huerto urbano en la azotea del edificio en el que vives es una forma excelente de aprovechar ese espacio comunitario.

¿Te imaginas cómo cambiarían las ciudades si cada comunidad de vecinos tuviese su propio huerto urbano en la azotea? Un huerto urbano contribuye a la salud de aquellos a los que surte de alimentos, pero también al ecosistema urbano y al tejido social. 

Pasos para poner en marcha tu huerto urbano

Antes de abordar los beneficios del huerto urbano en casa, te recordamos los pasos para poner en marcha tu huerto casero:

  1. Decide el lugar en el que colocarás tu huerto urbano. Debe tener buena luz, independientemente de que sea la azotea, la terraza, el patio o la pared del balcón.
  2. Prepara el sustrato del que se alimentarán tus plantas. Favorece el uso de abonos naturales (incluso puedes fabricar tu propia composta). Después, rellena con el sustrato las macetas o mesas de cultivo.
  3. Listo el sustrato, decide qué vas a sembrar. Recuerda que algunas plantas necesitan que primero prepares semilleros.
  4. Planifica el riego del huerto. Debes regar todos los días y pendiente del aporte de humedad del huerto. Elige las horas de poca luz para evitar la evaporación.
  5. Préstale mucha atención a tu huerto. Aprovecha el momento de cuidados para practicar mindfulness, concéntrate mientras retiras las malas hierbas, podas o recolocas algunas ramas. Haz un seguimiento exhaustivo, anotando aquello que te resulte de provecho para la siguiente cosecha.

5 Beneficios del huerto urbano

  1. Un huerto urbano te da la posibilidad de hacer que tu alimentación sea más natural y libre de pesticidas. La industria alimentaria debe proveerse de todo tipo de químicos que aseguren los altos rendimientos de los cultivos. Estos químicos pueden ser perjudiciales para tu salud y la de los tuyos. 
  2. Tu relación con el entorno mejora gracias al huerto urbano. Entender la naturaleza pasa por la observación de los mecanismos que se ponen en marcha para que surja el milagro de la vida. Con un huerto urbano, toda la familia tiene la posibilidad de conocer los ciclos naturales de la tierra y las características físicas del entorno en el que vivimos. Cómo afectan las condiciones meteorológicas, las horas de luz, cómo interactúan las plantas con otros seres vivos, etc. 
  3. Pásate al autoconsumo. Los huertos urbanos favorece el autoconsumo de alimentos. Cultivar y cosechar tus propias frutas y verduras no solo supone satisfacción personal, con tu huerto casero contribuyes a que disminuya la oferta de alimentos producidos según la lógica del consumo masivo.
  4. Sostenibilidad. Si tú mismo te encargas de gestionar y mantener tu huerto urbano, contribuyes a la generación de prácticas sostenibles que se suman a las de otras iniciativas para conservar el medio ambiente.
  5. Favorece el tejido social del vecindario o la familia. Tanto si tu huerto urbano es familiar como comunitario, ofrece infinitas posibilidades de hacer comunidad. Los mayores pueden enseñar a los más pequeños, y tanto unos como otros pueden hacer del cuidado del huerto un pasatiempo que favorece la salud mental y combate el estrés.

¿Ya tienes tu huerto urbano en casa? Empieza por algunas macetas y verás como pronto te enganchas. Cultivar la tierra y comer aquello que has logrado que germine, es muy satisfactorio, además de bueno para el medio ambiente. ¡Anímate a descubrir los beneficios del huerto urbano!

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa - amarillo

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.