¡Naturalmente!

Biomagnetismo médico, ¿la nueva alternativa curativa?

En otros artículos de nuestro blog ya hemos hablado del biomagnetismo médico, la terapia con imanes ¿recuerdas? Realmente es un tema al que merece la pena volver porque parece que cada día cobra más fuerza entre aquellos hombres y mujeres que buscan alternativas terapéuticas para sus males físicos y espirituales. ¿Es el biomagnetismo médico esa nueva alternativa curativa que tantos buscan? Intentamos contestar esta interesante pregunta en el artículo de hoy.

 

Recordando algunos conceptos básicos sobre el biomagnetismo médico

Si es la primera vez que lees las palabras biomagnetismo médico, quizás no sepas ni siquiera a qué nos referimos. Vamos a solucionarlo.

Los defensores del biomagnetismo médico afirman que se trata de una terapia natural que utiliza el poder de ciertos imanes para compensar el polo negativo y el polo positivo de nuestra energía vital. Según estos terapeutas, cientos de enfermedades de todo tipo (físicas y, también, mentales) producen un desequilibrio en los niveles de nuestro pH haciendo que se vuelva más o menos ácido. En principio, este desequilibrio sería el principal culpable de los síntomas que afectan al organismo, unos síntomas que a su vez son causados por el ataque de virus, bacterias y otros microorganismos.

Según los defensores del biomagnetismo médico, su terapia natural trabaja para que el pH vuelva al nivel que le corresponde, a ese punto medio perfecto entre acidez y alcalinidad que es clave para mantener la salud física y el bienestar emocional.

 

¿Qué enfermedades trata el biomagnetismo médico?

Una segunda cuestión importante sobre el biomagnetismo médico y que todos nos hacemos la primera vez que leemos sobre este tema es el tipo de enfermedades que, supuestamente, combate y vence.

Bien. Según los defensores del biomagnetismo médico (insistimos en darles la palabra para no posicionarnos ni a favor, ni en contra) afirman que su terapia es eficaz para combatir los síntomas de un centenar de enfermedades físicas tan serias como las siguientes:

  • Cáncer de pulmón, de útero, de mama, etc.
  • Leucemia.
  • Sida.
  • Parkinson.
  • Alzheimer.
  • Etc.

Otras afecciones físicas que, supuestamente, trata con éxito la terapia propuesta por el biomagnetismo médico serían:

  • Osteoporosis.
  • Infertilidad.
  • Disfunción eréctil.
  • Menopausia.
  • Dislexia.
  • Etc.

Pero además de estas decenas de afecciones y patologías físicas, el poder de los imanes de esta terapia parece que también alcanza a nuestro yo interior consiguiendo que recobremos ese poder mental necesario para una vida plena y activa. Así, el biomagnetismo médico se utiliza para tratar, por ejemplo:

  • El estrés
  • La ansiedad.
  • Los trastornos del sueño.
  • Los trastornos alimenticios.
  • La angustia vital.
  • Las fobias.
  • Las manías.
  • Etc.

 

¿El biomagnetismo médico es inocuo?

La tercera cuestión importante sobre el biomagnetismo médico es clave para nosotros: ¿es inocuo?  O, lo que es lo mismo: ¿tiene efectos secundarios adversos para nuestra salud?

Los especialistas que defienden el uso de esta terapia insisten muchísimo en afirmar que el biomagnetismo médico no tiene efectos secundarios negativos, que no hace ningún daño ni a nuestra salud física, ni a nuestra salud mental.

Pero yo me pregunto lo siguiente: ¿qué ocurre si una persona con cáncer se somete a esta terapia abandonando el tratamiento médico oncológico tradicional? Dejo la cuestión sobre la mesa…

 

¿El biomagnetismo médico es la nueva alternativa curativa?

Llegamos a la cuestión final que tomamos como título de este artículo: ¿El biomagnetismo médico es la nueva alternativa curativa?

Como hemos ido afirmando en las líneas anteriores, los defensores de este tipo de terapias afirman que sí, que el biomagnetismo médico es la respuesta final a multitud de enfermedades físicas y mentales producidas (según ellos) por un desequilibrio en nuestro pH.

¿Opina lo mismo toda la comunidad médica nacional e internacional? Como te imaginarás, la respuesta es “no”.  Los defensores de la medicina convencional confían en la validez de sus métodos e insisten en transmitir a la sociedad que no confíen su salud a los tratamientos alternativos que no han demostrado científicamente sus propiedades curativas.

Y tú, ¿qué opinas? ¿Es el biomagnetismo médico la nueva alternativa curativa del ser humano del siglo XXI? ¡Escribe un comentario!

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.