¡Naturalmente!

Casa rural en el Pirineo: una forma distinta de hacer turismo que te enganchará

Pasar unos días en una casa rural en el Pirineo es una terapia completamente natural, sin ningún tipo de efectos secundarios, para desconectar en el caso si nos sentimos agobiados o estresados. Se trata de una forma diferente de hacer turismo que nos permite conectar con el entorno natural de un modo muy especial.

Los beneficios del turismo rural

Si pudiésemos convertir los beneficios del turismo rural en objetos y tratáramos de meterlos dentro de una bolsa esta tendría que ser enorme, ya que estos son muchísimos y variados.

CTA texto - Ebook Entorno - Secretos del Pirineo

Estos son solamente algunos ejemplos:

  • La increíble variedad de ofertas existentes: existen multitud de casas rurales, de diferentes tipos y aptas para todos los presupuestos.
  • Este tipo de turismo permite disfrutar de un sinfín de actividades complementarias a la propia estancia en una casa rural: senderismo, actividades de aventuras, visitas patrimoniales…
  • La sensación de paz y tranquilidad del entorno en el que suelen encontrarse las casas rurales no tiene parangón. Esto supone una oportunidad única de contrarrestar el estrés, minimizar la ansiedad y liberar tensiones de todo tipo: emocionales, laborales…
  • El trato a los clientes que se dispensa en una una casa rural, por sus reducidas dimensiones y sus especiales características es mucho más cercano que en un hotel. En estos sitios no es difícil sentirse como en casa, en un ambiente cálido y familiar.
  • Se puede aprender mucho en una casa rural. Especialmente a amar y respetar la naturaleza, pero también sirve para conocer de primera mano el modo de vida tradicional y las actividades del campo, como la agricultura o la ganadería. Por ese motivo las casas rurales son ideales y muy aconsejables para viajar con niños pequeños.

Un tipo de casa rural para cada cliente en el Pirineo

La oferta de casas rurales en el Pirineo es sencillamente excepcional y muy numerosa. Incrustadas en sus encantadores pueblos y en medio de las montañas, emergen un sinfín de casas rurales, de muy diferente tipología pero siempre en consonancia con el medio ambiente, respetando la naturaleza y la arquitectura de la zona. En ningún momento son discordantes, sino que se mezclan con el paisaje formando parte de él y enriqueciéndolo aún más si cabe. 

Entre una oferta tan variada hemos decidido destacar dos opciones de casas rurales en los Pirineos porque, al ser tan diferentes, sirven para ejemplificar las grandes posibilidades de esta clase de alojamientos:

  1. Una opción Adults Only. En efecto, en los Pirineos, concretamente en Pi de la Cerdanya, cerca de las montañas del Cadí, podemos deleitarnos con la exclusividad y la tranquilidad elevada a la máxima expresión de un establecimiento hotelero solo para adultos. Su nombre es Intrepid Hotel Rural y no le falta un solo detalle a nivel de lujo y máximo confort.
  2. Alternativa súper familiar. Mas Batlló, en Camprodon, es una alternativa muy diferente a la anterior, porque su enfoque es muy familiar, con todo lo necesario para el disfrute de grandes y pequeños. Tanto en el propio alojamiento como a través de actividades en los alrededores: montar en pony, actividades de aventuras adaptadas a todas las edades, senderismo, esquí, golf….

Recuerda que en el turismo rural no eres tú quien se tiene que adaptarse a este modelo vacacional o de ocio sino que, al haber tantas opciones, son las propias casas rurales las que se adaptan a tus deseos, expectativas y necesidades.

CTA imagen - Ebook Entorno - Secretos del Pirieno - rosa

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.