¡Naturalmente!

Comida catalana: descubre por qué se merece un 10

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

La comida catalana es excepcional tanto en calidad de los productos, como en variedad, exquisito sabor y propiedades nutritivas. La gastronomía catalana se basa en la cocina mediterránea, lo cual es una garantía de dieta saludable (este tipo de alimentación está considerada por los expertos como una de las más sanas del mundo).

 

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

 

Las claves del éxito de la cocina catalana

  • Los ingredientes no pueden ser mejores: productos frescos de temporada y de proximidad: arroz, legumbres, hortalizas, pescado, carne y, sobre todo, el aceite de oliva, el producto por excelencia. Todos ellos caracterizados para ser muy nutritivos, saludables y de excelente sabor y calidad.
  • Múltiples productos autóctonos y muchos de ellos con Denominación de Origen (DO). Podríamos destacar los embutidos catalanes (como el famosísimo fuet de Vic), la butifarra, la secallona, los calçots, las anchoas, el bacalao y una inacabable lista de vinos y cavas.
  • Una enorme variedad.
  • Existencia de grandes restaurantes y chefs de fama mundial: Ferran Adrià, los hermanos Roca o Carme Ruscadella.

 

Cuáles son los platos típicos de gastronomía catalana?

La variedad de la comida catalana es tan grande que se hace difícil seleccionar pocos platos típicos. Pero sin duda, si tuviéramos que trazar una línea que pasara por los puntos cardinales de la cocina catalana su trayecto tendría que pasar, casi obligatoriamente, por creaciones culinarias como:

  • El pan con tomate. Mítico, sublime y a la par tan sencillo como untar tomate en la miga del pan y aliñarlo con aceite de oliva y una pizca de sal. La clave está, de nuevo, en la calidad de los ingredientes.
  • Butifarra con judías (alubias). Otro plato carismático que ha dado con la fórmula mágica: sencillez y pocos ingredientes, pero sanos y de la máxima calidad. Pero tienen sus trucos: la carne tiene que tener la cocción adecuada y hay que salpimentar el plato con generosidad. Tampoco le hace ningún mal darle un sabor extra con alioli.
  • Escudella. También conocido como sopa de galets, es un plato muy tradicional, humilde en su origen pero exquisito. La clave para conseguir caldo es utilizar una gran variedad de ingredientes, todo natural y de esencia mediterránea: pasta de galets, garbanzos, harina, puerro, apio, pollo, morcillas, costilla de ternera, carne picada (pelota), patatas….
  • Crema catalana. No podía faltar unos postres que, al menos en Cataluña, casi todos hemos probado en alguna ocasión. Pero saber como se prepara ya es otra cuestión. No es una receta complicada pero hay que respetar sus diferentes fases: primero llevar leche a ebullición, mezclar aparte las yemas de huevo con azúcar y almidón, volver de nuevo a hervir la leche y mezclarlo todo.

 

En este post anterior, puedes encontrar, mucho muy explicadas, unas cuántas recetas más. Sin duda, las posibilidades de la cocina catalana son inmensas.

 

En el Cerdaña EcoResort nos tomamos muy seriamente la gastronomía local y en el Restaurante Arç podrás degustar platos típicos de Cataluña, excelentemente preparados, con ingredientes de proximidad porque apostamos por los agricultores y ganaderos de la zona.

 

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa - amarillo

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.