¡Naturalmente!

Cómo relajarse y cuidarse en casa

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

Nuestra casa es nuestro hogar, nuestro lugar de descanso. A donde llegamos tras una larga jornada de trabajo, a veces incluso con una gran carga de estrés, por lo que es importante crear un espacio donde nos sintamos a gusto, además de saber aprovecharlo para encontrar sosiego. A continuación te damos algunas ideas sobre cómo relajarse en casa, porque lo principal y más importante es saber cuidarnos a nosotros mismos. 

CTA texto - Ebook Bienestar - Pautas para gozar de un bienestar completo

La importancia del espacio

Aunque la tranquilidad empieza en uno mismo, es importante que el espacio que nos rodea esté en sintonía con esa calma que buscamos. Nuestra casa dice mucho de nosotros, de nuestro estado de ánimo y mental, así que el primer paso sobre cómo relajarse es que nuestro espacio sea acogedor y nos provea de felicidad. Algunas ideas:

  • Presta atención a las ventanas: disponer de unos grandes ventanales por donde entre la luz de sol a raudales no está al alcance de todos, pero cuidar las que tengamos sí. Es importante que estén limpias y vestirlas con unas cortinas para modular la luz que queremos que entre según nuestra apetencia. Decorarlas con unas plantas también puede aportar tranquilidad al hogar.  
  • Un espacio para la naturaleza: por pequeño que sea, en un balcón, una terraza o el alféizar de la ventana, disponer de un espacio con plantas o algunas hierbas aromáticas puede aportar mucha alegría y calma a la casa. 
  • Minimalismo y organización: una casa repleta de muebles y cosas parece caótica, además de poco funcional. Limitarse a lo necesario y tener los espacios bien organizados llama al equilibrio, la armonía y la estética. 
  • Aprovecha el suelo (coloca alfombras): las alfombras hacen que un espacio gane en calidez y recogimiento. Pero no tienen por qué ser usadas solo como elemento estético, sino que pueden servir para jugar con los más pequeños de la casa en el suelo o crear rincones donde leer sobre grandes cojines. 
  • Cuida tu cama: y tu habitación, en general. Es decir, crea un espacio agradable con una cama cómoda, unos colores amables para los textiles, unos mullidos cojines y una luz cálida para leer o relajarse por la noche. 

Cómo relajarse: algunas ideas para cuidarse en casa

Una vez que el espacio que nos rodea es acogedor y agradable, es el momento de poner en marcha una serie de cuidados para con nosotros mismos. Saber cómo relajarse en casa es uno de los mejores aprendizajes de la vida, pues va a determinar cómo encaramos el resto de actividades del día. Aquí tienes algunas ideas sobre cómo relajarse: 

  • Ropa cómoda: no hay nada más agradable que llegar a casa y quitarse los zapatos, ¿no crees? Con el resto de la ropa pasa igual. En cuanto llegues a casa, ponte el “uniforme” que más cómodo te resulte para empezar a relajarte. 
  • El móvil, lejos: y también la televisión. Es decir, es importante alejarse de las pantallas, sobre todo en cuanto a noticias, notificaciones y “ruido” se refiere. Seguro que durante todo el día has estado mirando tu móvil cada poco rato, sobre todo si lo usas en el trabajo, por lo que es el momento de desconectarte y conectar contigo mismo, sin distracciones externas. 
  • Un ratito de estiramientos: sobre todo si te pasas la mayor parte de la jornada sentado, media hora de estiramientos es clave para empezar con la relajación física. Un poco de yoga o pilates pueden obrar milagros en tus dolores de espalda y cuello. 
  • Meditación: a la relajación física puedes añadirle unos minutos de meditación para tratar de conseguir la relajación mental. 
  • Una actividad que nos guste: en casa, no siempre tiene que ser no hacer nada, sino que puede usarse el tiempo hogareño para practicar el hobby que más nos guste: pintar, leer, construir maquetas, tejer, cocinar, etc. 
  • Infusiones: sobre todo para antes de dormir, una relajante infusión te puede ayudar a conciliar el sueño más fácilmente. 
  • Tratamientos de belleza: una ducha relajante, tratamientos faciales, cuidado de la piel, cosmética natural, etc.

Como ves, con algunas sencillas ideas en un espacio acogedor puedes conseguir relajarte en casa y disfrutar de un tiempo de tranquilidad contigo mismo y con los tuyos. Es importante disponer de un rato al día para bajar el ritmo, conectar con uno mismo y poner el foco en aquellas actividades que nos hacen bien y nos gusta hacer. 

CER - CTA imagen - Ebook Bienestar_Pautas para gozar de un bienestar pleno - azul

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.