¡Naturalmente!

Consumo responsable: la importancia de enseñarselo a los niños

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

Los niños son el futuro, ¿verdad? Por eso, cuanto antes les enseñes la importancia de cuidar el entorno, mejor. Solo así te asegurarás de que lo sigan haciendo cuando sean mayores. El consumo responsable forma parte del cuidado y del entorno medioambiental y es fundamental para que las generaciones venideras puedan disfrutar de los recursos naturales y vivir en un planeta saludable.

Cómo enseñarles a los niños que lo que compramos y consumimos diariamente, como el agua y los alimentos, no debe contribuir al agotamiento de los recursos. Si los adultos debemos tener siempre presente qué impacto tienen nuestras acciones como consumidores, es una buena idea que los niños lo aprendan cuanto antes.

En este artículo repasamos qué es el consumo responsable y por qué es importante enseñarselo a los más pequeños de la familia. 

¿Qué es el consumo responsable?

Podemos definir el consumo responsable como la decisión consciente de adquirir productos y servicios que se ajusten a criterios de calidad, precio, impacto ambiental y social y la ética de las empresas que los producen.

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

El consumo responsable se fundamenta en tres características que deben ir de la mano: 

  • Ecología: se debe consumir de forma que se respeten el medio ambiente y los recursos naturales.
  • Ética: se tienen en cuenta los valores de la ética como base para comprar y consumir.
  • Solidaridad: el consumidor responsable tienen en cuenta las condiciones laborales de las personas que intervienen en la producción del bien o servicio adquirido.

El consumidor responsable es aquella persona informada y consciente de sus hábitos de consumo. Para ello debe tomar decisiones de compra que impliquen un menor impacto negativo tanto en la sociedad como en el medio ambiente. Además, el consumidor responsable conoce y exige sus derechos como consumidor.

Si todas las personas cultivamos el consumidor responsable que llevamos dentro, aportaríamos el pequeño grano de arena que haría posible un mundo sin contaminación, en el que el cambio climático remite y los recursos no se agotan. Por eso debemos hacer partícipes a los niños cuanto antes.

Cómo enseñar consumo responsable a los niños

Implicar a los niños desde que son pequeños es importante. La sociedad moderna se ha acostumbrado a tener lo que desea de forma inmediata. Hemos eliminado el proceso de reflexión que implica pensar si necesitamos o no todo lo que tenemos. Hemos llegado a tirar comida a la basura, cuando hay personas en el mundo que todavía hoy mueren de hambre. Pero sobre todo, hemos cerrado los ojos ante los daños irreparables que los hábitos de consumo de la sociedad moderna provocan en el medio ambiente.

Si quieres favorecer que estas prácticas se perpetúen generación tras generación, no hagas nada. Pero si tu sueño de futuro pasa por la felicidad y la salud de tus hijos, enséñales a ser consumidores responsables. Para ello, puedes seguir estos consejos.

  1. Recicla y enséñales cómo hacerlo. Reciclar debe ser un hábito adquirido en casa desde la tierna infancia. Enséñales con el ejemplo y hazles ver la necesidad de separar los residuos para reducir la huella de carbono que nuestras acciones y consumo genera en el planeta. Propón un juego para que aprendan a identificar cada residuo con su contenedor.
  2. Reduce con ellos el consumo de agua y luz. Aunque sean pequeños, explícales de dónde sale el agua y la energía que llegan a casa y cuál es el impacto que tiene en el medio ambiente desperdiciarlas. De este modo, entenderán mejor por qué insistes en que apagar las luces y cerrar los grifos son hábitos sencillos que no les cuesta nada aprender.
  3. Todos merecemos una segunda oportunidad. También los juguetes rotos, los muebles deteriorados o la ropa que les queda pequeña. Reutilizar es una palabra clave y es bueno que aprendan el concepto cuanto antes. Enséñales que algunas cosa se pueden arreglar, otras transformar y, por último, algunas se pueden ceder a alguien que las necesite.
  4. Familiarízalos con el dinero, pero hazles ver que no todo lo importante se consigue gracias a él. La publicidad, los medios de comunicación y las nuevas tecnologías hacen posible que las personas, incluidos los niños, reciban cientos de impactos. La publicidad incita al consumo, pero tus hijos necesitan saber cuanto antes que ser consumidores conscientes y responsables implica que su consumo tenga sentido. Además, las cosas que realmente importan no se compran con dinero. Es el caso del amor, la amistad y la solidaridad. 
  5. Sal a explorar la naturaleza con tus hijos. Conocer la naturaleza e interactuar con ella es imprescindible para que los niños aprendan a quererla y respetarla. Ver los animales y las plantas en su hábitat natural es una excelente forma de hacerles ver lo frágil que es el medioambiente y por qué es tan importante cuidarlo.
  6. Sé un ejemplo para ellos. Explícales tus decisiones como consumidor responsable. Muéstrate crítico con las cosas que compras y el estilo de vida que tienes, aplica valores éticos para reflexionar sobre la necesidad o no de comprar cualquier objeto. Practica un consumo respetuoso con la naturaleza. Reduce, reutiliza y recicla. Elige productos ecológicos y artesanos, de productores locales. 

En la medida en que van creciendo invítalos a pensar y reflexionar antes de consumir o comprar. ¿Realmente necesitan ese juguete?, ¿no hay suficientes lápices de colores en casa o en la mochila de la escuela? Aunque creas que no entenderán todo lo que les expliques, no dejes de hacerlo, algún día lo entenderán. Por ejemplo, explícales que tú has decidido no comprar para ti determinada marca de ropa porque sabes que se fabrica en maquilas de países en desarrollo cuyos trabajadores son niños.

Es buena idea ir a comprar con los niños y explicarles por qué eliges esos productos y no otros. En cuanto a los regalos de cumpleaños o Navidad, negocia con ellos de forma racional y clara sobre la conveniencia o no de comprar aquello que piden. Tu opinión es importante, pero es necesario que la argumentes.

Está en las manos de los padres de hoy formar a los adultos del mañana. ¡Asegúrate un futuro para ellos!

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge - verde

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.