¡Naturalmente!

Corrección postural: ejercicios para trabajarla y mejorarla

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

¿Dolor de espalda constante?, ¿muchas horas frente al ordenador en posturas imposibles?, ¿hombros caídos, columna encorvada y cuello rígido? Esto se debe a que no le prestas atención adecuada a la posición de las diferentes partes de tu cuerpo, es decir, a que no practicas una higiene postural correcta. También puede surgir de momentos de estrés o ansiedad. Pero se puede solucionar: con consciencia y con la práctica de ejercicios que mejoran la corrección postural. 

CTA texto - Ebook Bienestar - Pautas para gozar de un bienestar completo

5 ejercicios para mejorar la corrección postural

Los siguientes ejercicios de corrección postural te van a permitir reeducar la posición en la que “disponemos” nuestro cuerpo cuando hacemos cualquier actividad, ya sea esta sentado frente al ordenador, caminar o dormir. Lo ideal es que los hagas, al menos, tres veces por semana. 

Estiramiento de costados

De pie, con las piernas separadas el ancho de las caderas, sube los brazos por encima de la cabeza y entrelaza las manos de manera que las palmas queden mirando hacia abajo. Con las piernas firmes en el suelo y la espalda recta, inclínate hacia el lado derecho mientras exhalas; luego vuelve al centro inhalando y vuelve a exhalar mientras te inclinas hacia el lado izquierdo. Repite varias veces hacia cada lado. 

Estiramiento de espalda

De pie, con las piernas abiertas un poco más del ancho de las caderas, flexiona las rodillas ligeramente sin que estas sobrepasen las puntas de los dedos. Después, junta las palmas de las manos en el centro del pecho. A la vez que estiras las piernas, lleva las manos hacia arriba exhalando, de manera que apunten al cielo. Después baja y vuelve a repetir varias veces. 

Estiramiento de extremidades

En el suelo, en posición de cuatro apoyos (a cuatro patas), estiramos el brazo derecho hacia delante mientras que extendemos la pierna izquierda hacia atrás (a la vez). En equilibrio, aprieta el abdomen para aguantar en la postura durante algunos segundos. Después, cambia: brazo izquierdo y pierna derecha. Repite varias veces. 

Apertura de pecho

Tumbado boca arriba, con los pies apoyados en el suelo en ángulo de noventa grados, ayúdate de las manos para levantar la espalda y llevar el pecho hacia arriba, en dirección a la cara. Apóyate en los hombros para meter los brazos entre el suelo y la espalda, entrelazar las manos y subir aún más el pecho. El trabajo está en las piernas y el tronco, por lo que no debes hacer fuerza con los glúteos. 

Corrección postural pasiva

Para terminar, una postura pasiva, pero no por ello menos importante. Se hace contra la pared: tumbados boca arriba en el suelo, apoyamos las piernas contra la pared de manera que formemos un ángulo de noventa grados con nuestro cuerpo. Los brazos pueden estar abiertos a ambos lados del cuerpo o sobre el pecho, con una palma de la mano sobre la otra. Nos mantenemos en esta postura durante varios minutos. 

Con estos ejercicios de corrección postural empezarás a ser consciente de la postura en la que te colocas a la hora de sentarte, mantenerte erguido, tumbarte o andar. Claro que hacer deporte también es clave para tener una correcta higiene postural, pues te permitirá fortalecer las diferentes partes de tu cuerpo y practicar la corrección postural.  Las medicinas naturales, por otra parte, te pueden ayudar a prevenir ciertas dolencias.

CER - CTA imagen - Ebook Bienestar_Pautas para gozar de un bienestar pleno - azul

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.