¡Naturalmente!

Cosmética natural: qué es y últimas tendencias

Hoy en día hablar de bienestar y belleza pasa por hablar de la cosmética natural. ¿No sabes lo que es? No te preocupes, para eso estamos nosotros. Hoy en nuestro blog: “Cosmética natural, qué es y últimas tendencias”, toda la información que necesitas para sentirte bien por dentro… y por fuera.

 

Cosmética natural: ¿qué es?

La cosmética natural o cosmética ecológica es una alternativa a la llamada cosmética química y consiste sencillamente en elaborar los cosméticos tradicionales única y exclusivamente con productos 100 % naturales.

La cosmética natural es, así, una forma de defender nuestro organismo del efecto de los numerosos productos químicos que encontramos en los cosméticos convencionales, unas sustancias que pueden resultar tóxicas para las personas con alergias dérmicas, psoriasis, dermatitis… Estas personas son especialmente sensibles a los productos que utilizan las empresas cosméticas para elaborar sus cremas hidratantes, champús, mascarillas, jabones, pasta de dientes, enjuagues bucales, espuma de afeitar, aceite para bebé, etc.

A diferencia de la cosmética natural, los cosméticos convencionales incluyen productos y sustancias que pueden afectar negativamente a nuestra salud física y, también, a nuestro correcto equilibrio emocional. Estos cosméticos convencionales incluyen en su composición diferentes aceites minerales y otras sustancias procedentes del petróleo como el glicol propileo, la vaselina, el ozokerite, el metilsilanol, el fenol, el fenil, los ftalatos,  etc. Sustancias que se utilizan para alargar la vida de los cosméticos, aportarles untuosidad, brillo, suavidad, etc., pero la mayoría de ellas lo que hacen es tapar los poros de la piel impidiendo su drenaje y facilitando la deshidratación y envejecimiento prematuros. Unas sustancias y productos no naturales que aportan suavidad y brillo a nuestra piel o cabello, pero que si traspasan la barrera dérmica y llegan al interior de nuestro organismo pueden producir serios daños hepáticos, circulatorios, nerviosos, etc.

No es por ser alarmistas, pero sí realistas. La cosmética convencional económica que llena las estanterías de algunas tiendas y grandes superficies pueden contener sustancias que aunque no sean directamente tóxicos para nuestra piel, uñas o cabello, sí pueden alterar el buen funcionamiento natural de nuestro organismo de forma puntual o crónica.

¿La solución? Optar por la llamada cosmética natural, por los productos de higiene y belleza fabricados a partir de productos ecológicos y naturales como la miel, los aceites esenciales de las flores y de las plantas, la pulpa de la fruta fresca, la arcilla blanca, roja o verde, etc.  Cosméticos 100 % ecológicos que hayan sido fabricados sin utilizar sustancias químicas o artificiales, que no procedan de animales sacrificados, que no utilicen especies vegetales protegidas o en peligro de extinción, que no hayan sido fabricados en instalaciones contaminantes y dañinas para el medio ambiente, etc.

 

Cosmética natural: últimas tendencias

La cosmética natural o cosmética ecológica ha ido evolucionando y perfeccionándose a lo largo de los años. ¿Cuáles son las tendencias en cosmética natural de este año 2018? Sobre todo dos: la llamada cosmética limpia y la K-Beauty.

Cosmética “limpia”. Las marcas líderes en cosmética natural insisten en que se utilicen sustancias naturales completamente libres de aditivos, colorantes y aromatizantes artificiales. Así, crece la tendencia de utilizar aceites esenciales como el zumo de cactus y las sustancias naturales procedentes de animales vivos como la baba de caracol, la miel pura de abeja, etc.

J-Beauty frente a K-Beauty. El año pasado fue tendencia en cosmética natural la llamada K-Beauty, los productos cosméticos procedentes de Corea. Pero actualmente se están imponiendo los cosméticos fabricados en uno de los países más avanzados del mundo: Japón. La industria cosmética nipona lleva mucho tiempo invirtiendo sumas millonarias en I+D para conseguir ofrecer al mercado cosméticos naturales que no solo beneficien nuestra salud física, sino mental. Productos libres de artificios que equilibren la salud de nuestra dermis, uñas y cabello y nos aporten esa serenidad interior y exterior tan característica de las culturas orientales milenarias, una cosmética natural que, en definitiva, consiga equilibrar nuestras emociones.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.