¡Naturalmente!

Cuidado del medio ambiente y turismo: 5 ideas para una perfecta convivencia

El turismo se ha convertido en una fuerte industria que mueve miles de millones de euros en todo el mundo. Para España supone un importante porcentaje de su Producto Interior Bruto. Sin embargo, a pesar del importante beneficio económico, el turismo puede significar muchas desventajas. Una de ellas es el deterioro del medio ambiente.

Los desplazamientos de millones de personas alrededor del mundo, las masificaciones en los lugares de moda, la propia inconsciencia de los turistas que dejan desperdicios allá donde van… todo juega en contra de una actividad, por otro lado, tan antigua como la propia humanidad: viajar.

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

Para que el turismo y el cuidado del medio ambiente vayan de la mano es necesario la implicación de todos los agentes que participan en la actividad turística. Por eso, en las últimas décadas, el turismo sostenible ha empezado a ganar terreno. Las buenas prácticas en el turismo bio o ecológico, unidas a una mayor conciencia colectiva de la necesidad de preservación del ecosistema, han hecho posible que turismo y medio ambiente puedan caminar de la mano. Cada vez más nos preocupamos por cómo viajar sin dejar huella.

En este artículo te proponemos 5 ideas a tener en cuenta cuando practiques turismo. Además de mantener tu actitud sostenible, igual que en tu día a día, procura elegir destinos, establecimientos y empresas turísticas que pongan en marcha de algún u otro modo estas buenas prácticas. ¡El cuidado del medio ambiente mientras viajas es posible!

1. Aprovechar el ecoturismo para educar a los visitantes

La educación lo es todo. El ecoturismo debe aprovechar su faceta didáctica para propagar su mensaje. El buen ejemplo de manejo de un hotel ecológico, es una buena estrategia, pero se puede aprovechar eso para enseñar a los visitantes cómo se pueden mejorar las cosas en sus lugares de origen.

Por ejemplo, no está de más que un hotel o restaurante recuerde de una u otra forma a sus clientes lo que implica para el medio ambiente tener que lavar cada día todas las sábanas, toallas o manteles. Hacer ver a los visitantes la posible huella ecológica que puede dejar su visita, puede ayudar a que abran los ojos.

2. Implicar a la comunidad

Las empresas turísticas deben tener en cuenta que no basta con educar a sus visitantes. El cuidado del medio ambiente pasa por implicar a toda la comunidad, empezando por sus propios trabajadores. Ser respetuoso con el medio ambiente y tener una conciencia ecológica debería ser una de las capacidades a destacar el currículum de los empleados del turismo.

Un establecimiento cuyos empleados tengan plena conciencia de lo necesario que es el cuidado del medio ambiente, tendrá mucho terreno ganado. Para que todo funcione, las personas que viven en el destino turístico también deben tener esta conciencia ecológica y exigírsela a los visitantes. Todas y cada una de las personas que forman parte de la cadena del turismo deben estar implicadas, incluidos los clientes o turistas. 

3. El turismo sostenible debe ser más que una marca que vender

Las marcas que deciden darle un giro a su imagen y apostar por lo bio o verde, muchas veces parece que lo hiciesen de forma interesada, porque está de moda o vende. Es necesario aprender a discernir las verdaderas iniciativas sostenibles de las que solo se aprovechan del nombre. ¡No todo vale!

4. Transformar los espacios sin impactar en el medio ambiente

La construcción sostenible es una buena práctica para los establecimientos turísticos de todo tipo, pero quizás más para aquellos que están ubicados en plena naturaleza. Los materiales de construcción deben basarse en las materias primas de la zona. La idea es cambiar lo menos posible el paisaje y no interponerse en los corredores ecológicos.

Además, aquellas experiencias que incluyen avistamientos de animales también deben procurar no dejar impacto en los lugares que se visitan. Los guías deben ser conscientes de que no siempre se podrán lograr ciertos avistamientos, y es necesario que se lo traslade al turista o visitante. 

5. Reutilizar los desperdicios

Tratar los residuos es uno de los aspectos más importantes del cuidado del medio ambiente. Los establecimientos turísticos deben tener muy claras sus políticas al respecto, pero también los turistas. 

Cuando viajes, procura seguir las mismas pautas que en tu casa: evita comprar alimentos o productos envueltos en plástico, apaga las luces si no estás en una habitación, no pongas el aire acondicionado a tope, evita las duchas de media hora… 

Tanto si viajas como si formas parte de una empresa turística, debes ser consciente de la necesidad de cuidar el medio ambiente. Acabar con el turismo no es la solución, entre todos podemos lograr que esta actividad tan placentera resulte también beneficiosa para el medio ambiente. ¡Practiquemos el turismo responsable!

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.