¡Naturalmente!

Digestión lenta: síntomas y cómo evitarla

Este post también está disponible en: Català (Catalán)

La digestión lenta puede ocasionar diversos problemas y suele ser bastante molesto si ocurre con mucha frecuencia. Normalmente, esta patología suele cursar con otros síntomas como pesadez estomacal, náuseas, hinchazón, y malestar general. La causa de este tipo de digestión puede ser alguna dolencia gástrica o, simplemente, por llevar a cabo ciertos hábitos perjudiciales para tu salud estomacal en tu vida diaria. A continuación, te explicamos qué síntomas suelen aparecer con la digestión lenta y cómo puedes evitarla.

digestion lenta

Síntomas de la digestión lenta

Seguro que si sufres de digestión lenta, los síntomas que vamos a mencionar a continuación, te sonarán bastante. Por lo general, esta dolencia suele ir acompañada de otros síntomas, como:

  • Dolores de estómago
  • Reflujo
  • Hinchazón de estómago
  • Gases
  • Ardor
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Diarrea

En caso de que los síntomas se alarguen en el tiempo, es importante ponerse en contacto con el médico de cabecera o con el especialista para que realicen exámenes médicos en busca de si hay algún otro problema en tu sistema digestivo.

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

¿Cómo evitar la digestión lenta?

Cuidar de las digestiones conlleva prestar atención a todo aquello que comemos, pues existen ciertos alimentos que son más propensos a provocar digestiones lentas. Algunos de ellos son las frituras, los alimentos precocinados y ricos en grasas, la bollería industrial, el café, las carnes grasas, el exceso de condimentos, las conservas de aceite, entre otros.

Por este motivo, la mejor opción para mejorar las digestiones lentas y pesadas es seguir una dieta sana y equilibrada, con alimentos ricos en fibra, abundantes verduras y frutas, o probióticos que cuidan la flora del intestino. Y, por supuesto, es primordial desechar del día a día, las bebidas alcohólicas y carbonatadas, pues la hidratación debe provenir casi exclusivamente del agua.

Consejos para tener una buena digestión

La digestión lenta es un problema muy molesto, pero con estos trucos para evitar las digestiones pesadas, seguro que te sientes mucho mejor. ¡Toma nota y cuida de tu salud!

  • Evita la sal y el azúcar.
  • No tomes alimentos procesados.
  • Intenta seguir una rutina a la hora de comer, es decir, no comas a deshoras.
  • Bebe mucha agua.
  • No abuses de alimentos y bebidas con cafeína.
  • No comas grandes cantidades, es mejor comer más veces con menos cantidad de comida. Por ejemplo, es mejor hacer 5 comidas al día con cantidades moderadas, que comer solo dos o tres veces al día.
  • Toma alimentos ricos en fibra.
  • Realiza ejercicio físico ya que contribuye a mejorar la digestión, el tránsito intestinal y la salud estomacal.
  • Evita fumar pues el tabaquismo provoca problemas en la digestión.
  • Trata de evitar las comidas fuertes y picantes a la hora de la cena.
  • Mastica más lento para facilitar la digestión en el estómago y evitar la producción de gases.
  • Otros alimentos que debes incluir en tu dieta son yogures, infusiones, semillas, cereales integrales, tés…
  • Espera, al menos una hora, para realizar actividades físicas.

Estos son algunos de los cambios que puedes llevar a cabo para tratar de mejorar la digestión lenta, pero si el problema persiste, no dudes en contactar con tu médico o acudir a un gastroenterólogo. Ellos, podrán buscar la causa que te provoca estos síntomas y ayudarte a solucionarlo.

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa - amarillo

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.