¡Naturalmente!

Ecologismo y energía: la biomasa

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

Una de las vías para frenar el cambio climático se centra en buscar formas más limpias de producir energía: la biomasa es una de ellas. De hecho, se considera que tiene un gran potencial, pues se trata de una fuente de energía renovable que usa la materia orgánica de origen natural (incluyendo residuos orgánicos). Asimismo, la biomasa es un tipo energía más barata, que produce menos emisiones por su forma de combustión y que pueden generar energía térmica y eléctrica. 

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

Otra manera de producir energía: la biomasa

La biomasa se obtiene de materia orgánica de origen vegetal y animal, como pueden ser: madera, cáscaras de frutos secos, huesos de aceituna, hojas de los árboles, excrementos, desechos de la producción agraria y otros restos resultantes de la agricultura. Es decir, aúna productos y residuos de origen biológico y los convierte en un combustible natural que produce distintos tipos de energía. 

Tipos de biomasa

Según el origen de la materia natural con la que se elabora la energía biomasa, se pueden distinguir entre dos tipos:

  • Natural: este tipo de biomasa se origina en ecosistemas naturales, por lo que no conlleva una producción intensiva ni la intervención humana; por ejemplo: restos de plantaciones y limpieza de bosques. 
  • Residual: este tipo de biomasa, en cambio, procede de los residuos que se originan en las actividades humanas. Y es la que se trata de potenciar, pues se quiere aprovechar para generar una energía más limpia en vez de contaminación. A su vez, existen dos tipos de biomasa residual: 
    • Excedentes de la agricultura: la materia orgánica sobrante de la agricultura, que no va a ser usada para el consumo humano, puede transformarse en biocombustible o energía eléctrica.
    • Cultivos energéticos: se trata de cultivos dedicados en exclusiva a la producción de biomasa, por lo que tienen que ser capaces de generar mucha materia orgánica y tener un gran resistencia a la sequía o las enfermedades. 

Usos de la biomasa

La materia orgánica se convierte en biomasa, la cual funciona como combustible para generar una energía más limpia. Sin embargo, ¿qué usos tiene exactamente este tipo de producción de energía: biomasa? Sobre todo para generar calor (en el entorno industrial, también para generar electricidad, pero se trata de un proceso más complejo).

Las calderas de biomasa se instalan en los hogares y sirven para obtener calefacción (por suelo radiante) y agua caliente. Por otra parte, las estufas de pellets están muy de moda, pues son económicas, ecológicas y seguras (el pellet es un material 100 % orgánico fabricado a partir de aglomerado, cortezas o serrín prensado). 

Ventajas de la biomasa

Biomasa y cuidado del medio ambiente van de la mano, por lo que son muchas sus ventajas:  

  • Es una energía limpia: es una energía producida con materia orgánica, que no contamina y que además aprovecha residuos que de otra manera acabarían contaminando.
  • Es más económica: la biomasa es cuatro veces más económica que el petróleo o el carbón, y además su precio es más estable. 
  • Ayuda a la limpieza forestal: la biomasa natural procede de la limpieza de los bosques, lo que evita incendios y la degradación del suelo.  
  • Reduce la dependencia de los combustibles fósiles: el uso de la energía que produce la biomasa permite reducir el uso de combustibles fósiles, los cuales son contaminantes y cada vez más escasos. 
  • Permite la creación de trabajo: la producción de biomasa se concentra sobre todo en las zonas rurales, por lo que permite crear empleo y activar sus economías. 

En conclusión, esta energía biomasa es un combustible natural, limpio y renovable que reduce la contaminación y la huella medioambiental. Asimismo, su producción permite el aprovechamiento de los residuos que antes eran desechados y la activación de las economías rurales.

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge - verde

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.