¡Naturalmente!

Escalada niños: beneficios y consejos

Valorar este post

Una forma diferente, divertida y beneficiosa de que los niños puedan canalizar esas grandes dosis de energía que emanan sin descanso es practicando el bello y completo deporte de la escalada, una actividad que, al contrario de lo que muchos creen, no es una actividad exclusiva para adultos.

La escalada en niños combina diversión, actividad física y, aunque también se pueden realizar en interiores, muchas veces se realiza en contacto directo con la naturaleza, a la que se aprender a retar con control y, sobre todo, a respetar.

 

Principales beneficios de la escalada para niños

La escalada es un deporte que aporta muchas ventajas en diferentes planos: físico, psicológico y social, puesto que, al mismo tiempo que sirve para desarrollar músculos, articulaciones y destrezas físicas (coordinación, fuerza en brazos y piernas, sentido del equilibrio…), también sirve para mejorar la autoestima y enfrentarse a retos. Pero quizás lo más importante es que, al practicarse en grupo y precisar de la ayuda de unos a otros, es una gran oportunidad para socializar y aprender a trabajar en equipo.

Estos son algunos de sus principales beneficios:

  • Sirve para desarrollar la psicomotricidad del niño.
  • Mejora la agilidad y el equilibrio.
  • Desarrolla la flexibilidad, la fuerza muscular en brazos y piernas y la resistencia.
  • Mejora la confianza y la autoestima.
  • Ayuda a superar retos.
  • Promueve el trabajo en grupo y la confianza entre compañeros
  • Favorece el conocimiento y respeto por la naturaleza y el medio ambiente.
  • Permite combatir el nerviosismo y canalizar mejor la energía.

 

7 consejos para sacar el máximo partido de la escalada infantil

Estos son algunos consejos recomendados por los expertos para potenciar los beneficios de la escalada y conseguir que los niños disfruten más y ganen en seguridad:

  1. Organizar la actividad siempre con algún monitor o a través de una empresa especializada. Es la mejor forma de garantizar la seguridad de todos.
  2. Aunque se puede empezar antes, no es hasta los 8 o 9 años cuando los niños pueden aprender algunos fundamentos técnicos.
  3. Para que ganen confianza y aprendan los fundamentos básicos, es recomendable que los niños empiecen haciendo alguna clase con algún monitor en un recinto cerrado (rocódromo) antes de escalar al aire libre.
  4. Evitar realizar esta actividad en condiciones climatológicas adversas: exceso de frío o calor, lluvia, nieve, niebla, etc.
  5. El equipo a utilizar debe ser específico y adaptado a los niños, en especial el casco, los gatos y el arnés.
  6. Prestar atención a los niños en todo momento para evitar percances, por ello es importante que en el grupo haya varios adultos.
  7. Escoger vías de escalada accesibles y lo más lineales posibles.

 

En Cerdanya EcoResort organizamos actividades de escalada y rapel para todos los niveles y edades, pero siempre con la máximo seguridad y el aliciente adicional del contacto directo con la naturaleza y unas vistas fabulosas al Valle de la Cerdanya. Una gran oportunidad para ponerte a prueba pero siempre sin riesgo y las máximas garantías de seguridad para ti y los tuyos.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.