¡Naturalmente!

Escapada Pirineos catalanes: ruta de 3 días

En el norte de Cataluña, y a modo de frontera natural con Francia, encontramos los Pirineos. Una zona altamente rica en patrimonio natural y cultural y de una inmensa belleza. Si quieres realizar una escapada Pirineos catalanes, tienes un montón de opciones y oportunidades, tanto en la Cerdanya como en el resto de comarcas catalanas por las que se expanden los Pirineos.

El Pirineo catalán es una región extensa y con mucha variedad de paisajes. La geología nos ha regalado todo un mar de montañas impresionante, que, a su vez, están habitadas por una fauna, una flora y una historia maravillosas. Un auténtico placer para los sentidos y un paraíso donde refugiarse por unos días del estrés de las grandes urbes.

Y por eso os proponemos una escapada Pirineos catalanes de tres días, para ver las zonas más icónicas de estos lares.

 

Escapada Pirineos catalanes: experiencia completa

Una ruta completa para visitar y conocer a fondo la Cerdanya tiene que empezar en Prullans. Allí encontraremos el mejor sitio para desconectar, el Cerdanya EcoResort&SPA. Pero también es un lugar inmejorable para pasar la primera noche, y planear y arrancar la escapada por los Pirineos catalanes.

De hecho, el primer día de la ruta lo podemos dedicar a realizar excursiones (adaptadas para todo tipo de familias) por los alrededores de Prullans. Allí mismo encontramos los miradores del Pla de l’Àliga: una ruta circular de menos de 5km en la que se puede gozar de unas vistas espectaculares desde 4 miradores distintos, que ofrecen una vista completa de 360º.

Tampoco puedes dejar de pasarte por el mirador del mismo pueblo de Prullans, a la vez que descubres todos los rincones del pueblo y sus alrededores. Y otra opción muy recomendable es acercarse a los lagos de la Pera. Dos lagos preciosos, escondidos cerca del refugio del mismo nombre, al que llegarás, si tienes ganas de hacer una buena excursión, tras  6km de ruta sencilla y relajante desde Prullans.

 

Siguiente parada: Lago de Sant Maurici

El siguiente día, con energías renovadas, ya puedes dirigirte hasta el corazón de los Pirineos catalanes: el lago de Sant Maurici. Se trata de uno de los lugares más emblemáticos de los Pirineos.

También es de obligada visita el resto del Parque Nacional de Aigüestortes (en el que se halla el lago de Sant Maurici), que, con sus más de 200 estanques y lagos, es uno de los parques nacionales de España más impresionantes. Déjate perder un día entre ríos, valles y cascadas y rodeado de cumbres de más de 3.000 metros de altura.

 

Última parada: Pallars Sobirà

Esta comarca de alta montaña de Cataluña alberga el territorio más elevado del Pirineo Catalán. De hecho, es aquí donde encontramos gran parte del Parque Nacional d’Aigüestortes y el lago de Sant Maurici. Pero, además de la bella cordillera montañosa, también alberga un sinfín de patrimonio románico y prerrománico.

Así pues, esta comarca ofrece dos alternativas para el último día de la ruta. O bien puedes hacer un tour cultural por las distintas iglesias románicas de la zona, y en el que no te puedes saltar la de Sant Pere de Burgal. O bien puedes hacer una última excursión: desde Esterri d’Àneu (en el que encontrarás también el Ecomuseo) y hasta Sort, uno de los pueblos con más encanto de Lleida.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.