¿Qué significa una escapada Pirineos? Salir un fin de semana y olvidarse del estrés. Plantearse un reto: subir una cima. Y lograrlo. La plenitud que se siente en disfrutar de la naturaleza, y dejarse rodear la flora, la fauna y el paisaje. Respirar.

Los Pirineos son la mejor excusa para escaparse de la ciudad y cargar las pilas. Y estos son los mejores lugares para hacerlo.

 

Escapada Pirineos: Panticosa

En la región aragonesa de los Pirineos, en el Valle de Tena y en el curso del río Caldarés, se encuentra este pequeño municipio de menos de 1000 habitantes. Está rodeado por lagos y picos de más de 3000 metros, por lo que las vistas resultan hipnotizantes.

Además de ser famosa por sus vistas, Panticosa es también conocida por las pistas de esquí del grupo Aramón y por su balneario. Tampoco tiene pérdida su iglesia, de base románica del siglo XIII, con un altar y un retablo magníficos.

Desde Panticosa, hay tres actividades que debes aventurarte a probar. La primera, la más tranquila, consiste en dejarse llevar por el tren de Artouste (¡el más alto de Europa!) a través de la parte francesa de los pirineos.

En segundo lugar, puedes iniciar una gran cantidad de rutas de senderismo desde Panticosa. Una de las más bonitas y sencillas es la de Ibón de Sabocos, en la que descubrirás el lago glaciar a casi 2.000 metro de altitud.

Por último, para los más aventureros… También podéis saltar, desde el mirador de Hoz de Jaca, por la tirolina doble más larga de Europa. ¡Inolvidable!

 

Prullans y el Hotel-Spa Cerdanya EcoResort

Para disfrutar al máximo de unos días de desconexión pirenaica total, la mejor opción es acercarse a Cerdanya Ecoresort, en Prullans. Piscinas climatizadas, barbacoas, sala de juegos, granja de animales, huertos, y un sinfín de actividades al aire libre: deportes, rutas guiadas, excursiones en familia, actividades lúdicas, etc. Es el destino ideal para disfrutar de la naturaleza y pasarlo en grande en familia.

Estas son algunas de las rutas más interesantes para conocer el entorno de los Pirineos Catalanes:

  • Miradores del Pla de l’Àliga. Una ruta circular de menos de 5km en la que se contempla en 360º de la vista de cuatro miradores espectaculares.
  • Miradores de Prullans. Des del mismo pueblo de Prullans, se puede realizar esta ruta de 9km en la que se descubre a fondo el pueblo y sus alrededores. Es ideal para hacer running.
  • Solana-Prullans. Esta sencilla ruta de casi 12km destaca por su desnivel (617m) y por ser un viaje a la prehistoria y historia medieval, pasando por las cuevas de Anes, los dólmenes de Orán y las iglesias románicas de Sant Mamet y Prullans.
  • Lagos de la Pera. Dos lagos preciosos, escondidos tras el refugio de la Pera, son el objetivo de esta ruta de 6,3km. No hay nada más relajante que descubrir la flora y la fauna mientras, de fondo, escuchamos el suave sonido de los arroyos.

escapada pirineos