¡Naturalmente!

¿Quieres disfrutar de una escapada spa?

Celebrar la primavera con una escapada spa es una excelente idea para ir olvidándonos del frío del invierno, el hielo, la nieve, los atascos en las autopistas… Pero, además de que una escapada spa es la manera perfecta de celebrar el cambio de estación, también es la mejor idea para combatir la dichosa astenia primaveral. ¿Quieres saber por qué? Entonces ya sabes lo que tienes que hacer: seguir leyendo y, si te gusta el artículo, compartirlo en tu Facebook, Twitter, Instagram,  Google Plus…

 

Escapada spa contra la astenia primaveral

Como te decíamos en la introducción de este artículo, organizar una escapada spa con tu pareja o preparar un fin de semana de spa familiar es una excelente idea para celebrar cualquier cosa: desde la llegada de la primavera, a un cumpleaños, un aniversario, un compromiso…. Pero si organizamos una escapada spa antes o durante la primavera sus beneficios se multiplican porque, sorpresa, este tipo de actividades de salud y de belleza son  perfectas para combatir los síntomas físicos y emocionales de la llamada astenia primaveral.

¿Qué es exactamente la astenia primaveral y cuáles son esos síntomas que podemos combatir o prevenir disfrutando de un circuito spa? Lo vemos en el siguiente apartado

 

¿Qué es la astenia primaveral y cuáles son sus síntomas?

Algunos expertos definen la astenia primaveral como una patología o afección física y psicológica que presenta unos síntomas determinados durante un periodo corto de tiempo que coincide con el cambio de estación del año, con la llegada del buen tiempo, el alargamiento de las horas de luz, etc. Otros expertos discrepan con esta acepción y ponen en duda que la astenia sea una patología o enfermedad sino, simplemente, un ligero trastorno de adaptación que sufren algunas personas.

De todas formas, pongamos la etiqueta que sea – enfermedad o trastorno adaptativo- la realidad es que algunos hombres, mujeres y niños sufren cada año los síntomas clásicos de la astenia primaveral como por ejemplo los siguientes:

  • Cansancio o agotamiento excesivo sin razón aparente alguna.
  • Dolor difuso articular o muscular sin causa física previa.
  • Ligero dolor de cabeza, sensación de malestar estomacal, etc.
  • “Bajón” emocional en forma de ataques de tristeza, añoranza, nostalgia…
  • Periodos intermitentes de falta de energía física y mental a lo largo de la jornada laboral.
  • Falta de deseo sexual.
  • Pérdida del apetito o sensación de rechazo ante ciertos alimentos que siempre nos han gustado.
  • Insomnio o dificultad para dormir de un tirón toda la noche.
  • Problemas para concentrarnos en nuestras tareas diarias: estudiar, trabajar, buscar empleo…
  • Emociones a flor de piel que se traducen en arranques de mal humor, excesiva irritabilidad, respuesta desmesurada ante problemas cotidianos sin importancia, falta de paciencia para resolver conflictos profesionales, de pareja o emocionales, etc.

En resumen: quien sufre los efectos de la astenia primaveral afronta diversos síntomas físicos y emocionales nada agradables ni para la persona, ni para su círculo familiar, de amistad y profesional. ¿Qué puede hacer una persona ante estos síntomas previos a la primavera? Tomar riendas en el asunto, actuar y programar diversas actividades saludables que les ayuden a minimizar o a eliminar estos síntomas: organizar un fin de semana de relax en un resort vacacional, relajar cuerpo y mente disfrutando de un programa Life Reset en la naturaleza y, por supuesto, programar una escapada spa en pareja o en familia que le ayude a recargar esa energía perdida por culpa de la dichosa astenia primaveral.

¿Estás de acuerdo? ¿Celebramos la llegada de la primavera con una escapada spa?

¡Deja un comentario!

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.