¡Naturalmente!

Fitoterapia: qué es y para qué sirve

Fitoterapia es una de las palabras que más se repiten en los blogs de bienestar y salud, un término relativamente reciente que, quizá, se puede prestar a confusión. ¿Qué es exactamente la fitoterapia? ¿Para qué sirve? Dos interesantes preguntas que vamos a intentar responder de la forma más sencilla posible a continuación. ¿Nos acompañas?

 

¿Qué es la fitoterapia?

El término en castellano fitoterapia procede de dos palabras en griego: el prefijo “Phytos” que podríamos traducir como vegetal o también planta y el sufijo “Therapia” traducido como técnica o tratamiento.

Además de investigar la etimología del término, otra forma de encontrar la definición de fitoterapia es consultar un diccionario en versión digital o, como hemos hecho nosotros, en su versión digital. Hablamos del DRAE o diccionario de la Real Academia, un recurso que define la palabra fitoterapia como (copiamos y pegamos literalmente):

Tratamiento de las enfermedades mediante plantas o sustancias vegetales.”

Ampliando un poco la definición de la RAE podríamos decir que la fitoterapia es una rama de la medicina que busca y encuentra en la naturaleza los remedios a numerosas afecciones, patologías y enfermedades tanto físicas como mentales, unos remedios naturales que ya conocían y utilizaban los seres humanos de hace miles de años y que siguen siendo ampliamente investigados hoy en día en los laboratorios más avanzados.

La fitoterapia utiliza todo tipo de sustancias procedentes de la naturaleza como hierbas, flores, frutos, cortezas, ramas, savia de los árboles… pero también carbón, piedras preciosas, minerales, agua, sal… Distintas materias orgánicas e inorgánicas que alargan nuestra vida y la mejoran, una prueba más de que la naturaleza es más rica de lo que nos imaginamos y, por supuesto, mucho más sabia.

 

¿Para qué sirve la fitoterapia?

En general podríamos decir que la fitoterapia tiene dos funciones principales: sanar y prevenir afecciones físicas o emocionales de todo tipo: artrosis, artritis, disfunción menstrual, dolores de cabeza, quemaduras, flatulencia, catarro, resfriado, dolor de garganta, estrés, ansiedad, angustia… La lista de dolencias físicas y psicológicas que se suelen tratar con productos naturales es casi interminable. Por ejemplo:

  • El gingseng en la fitoterapia trata sobre todo el estrés y la ansiedad. También es un estupendo revitalizante físico y mental.
  • La cola de caballo es un diurético natural con el que podemos combatir diversos problemas relacionados con la hipertensión, la retención de líquidos, la obesidad, etc.
  • La menta es un excelente remedio para tratar afecciones leves relacionadas con nuestro sistema digestivo como, por ejemplo, la indigestión, la acidez, la flatulencia, la sensación de hinchazón abdominal, etc.
  • La melisa es una planta muy utilizada en fitoterapia para combatir la migraña y los dolores de cabeza. También es recomendable para combatir los problemas para conciliar el sueño, el estrés, etc.

 

4 puntos básicos sobre la fitoterapia

No nos gustaría terminar este artículo sobre la fitoterapia sin recordarte algunos puntos básicos sobre este tipo de tratamientos naturales:

  1. Los medicamentos de fitoterapia pueden reaccionar negativamente cuando se mezclan con otro tipo de medicamentos. Si tienes una enfermedad crónica y te medicas para ella, recuerda consultar antes a tu médico.
  2. Aunque la fitoteraria utiliza plantas, aceites esenciales y demás para elaborar sus productos curativos o preventivos no debemos caer en la tentación de utilizarlos sin la supervisión de un especialista en este tipo de terapias.
  3. Algunos productos de fitoterapia son tóxicos si se ingieren en grandes cantidades. También pueden tener efectos secundarios adversos para la salud. Asegúrate de tomar únicamente la dosis prescrita y de seguir las instrucciones que indique el fabricante.
  4. Algunas personas son alérgicas o intolerantes a ciertas sustancias vegetales, algo que tienen en cuenta las empresas que fabrican productos fitoterapéuticos. ¿Qué queremos decir? Que no adquieras productos de fitoterapia en cualquier rincón del mundo o por Internet sin asegurarte de su fiabilidad.

 

Como has visto en este artículo, la fitoterapia puede ser una excelente forma de disfruta del poder sanador y revitalizante de la naturaleza, una técnica que bien utilizada nos permite resetear cuerpo y mente de la forma más natural del mundo.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.