¡Naturalmente!

La importancia de beber agua: ¡Hidrátate!

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

Beber agua es fundamental para mantenerse sano e hidratado. El cuerpo humano está compuesto en gran medida de agua por lo que, para mantenerlo hidratado, es necesario ingerir el líquido elemento. Aunque estamos seguros de que eres consciente de la importancia de beber agua, en este artículo recopilamos los principales beneficios de estar hidratado y algunos trucos para que toda la familia beba agua.

Cuáles son los beneficios del agua

Hidratarse de forma adecuada es indispensable para la vida en cualquier etapa. Dado que al menos el 60% del organismo es agua, para mantener un correcto nivel de hidratación es imprescindible bebe agua y otros líquidos sin esperar a tener sed. Esto es fundamental, cuando la sed hace su aparición ya estamos deshidratados. 

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

Aunque bebas infusiones, café u otro tipo de refrescos, debes saber que la mejor forma de mantener la hidratación es beber H2O. La importancia de beber agua se refleja en los beneficios que son muchos; estos son algunos:

  • Mantenimiento de los fluidos corporales. Gracias al agua, todos los órganos y células del cuerpo mantienen sus funciones. Además el agua ayuda en el transporte de nutrientes, regular la temperatura corporal, crear la saliva, digerir la comida… Y por si fuera poco es una potente arma de rejuvenecimiento.
  • Prevención de las infecciones urinarias. Gracias al agua se diluye la orina y se eliminan las bacterias que puedan estar alojadas en el tracto urinario. Además, al ingerir agua, ayudamos a que los riñones funcionen de forma óptima.
  • Control de peso. Incluir agua en la dieta para bajar de peso ayuda a sentirse más saciado.
  • Mejora del rendimiento físico. Al realizar ejercicio físico es necesario hidratarse. Cuando nos ejercitamos, sudamos. Esto implica pérdida de líquido. Una mínima pérdida, del 2%, tiene efectos evidentes, lo que podría afectar a la motivación y aumentar la fatiga. Por lo tanto, hidratarse mientras se hace ejercicio es la mejor forma de optimizar el rendimiento.
  • Mejora el rendimiento mental. ¿Sabías que una deshidratación moderada, entre el 1 y 3%, puede afectar a la función corporal? Es decir, la importancia de beber agua reside en el buen funcionamiento del cuerpo, pero también de la mente. Una hidratación adecuada favorece la atención, la concentración y la memoria.

Cuáles son las recomendaciones

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) recomienda beber, al menos, 2 litros de agua diarios. Es importante incluir en la dieta alimentos que contengan agua, como frutas, verduras y preparaciones como caldos y sopas. Cuanta más variedad de líquidos ingieras, mayor grado de hidratación. Ahora bien, lo que no debes descuidar es la ingesta de agua, es absolutamente imprescindible.

Debes saber que no existe un consenso universal a la hora de establecer la cantidad de agua que se debe tomar al día. El consumo de agua varía en función de algunos factores:

  • El clima del lugar en el que vivas.
  • El nivel de actividad que realices diariamente. El deporte y la salud se dan la mano en la necesidad de hidratarnos.
  • Tu edad. Los niños y las personas mayores requieren de cierta ayuda y motivación para beber. La importancia de beber agua durante el embarazo y la lactancia también debe tenerse en cuenta.
  • La dieta que sigues, si incluye preparaciones o alimentos con mucha cantidad de agua, o no. Beber agua es una parte fundamental de una alimentación saludable.
  • Tu estado de salud.

Trucos para beber agua

Ahora que ya saber cuál es la importancia de beber agua, quizás te preguntes qué trucos puedes poner en práctica para beber más agua. Estos son los que te recomendamos:

  1. Lleva siempre una botella de agua contigo. Utiliza una reutilizable, de cristal o metal, que puedas llenar cuando sea necesario.
  2. Utiliza el móvil para programar recordatorios. No descartes poner una alarma para recordarte tomar unos tragos de vez en cuando.
  3. Bebe un vaso lleno de agua antes de cada comida. Si comes, al menos 5 veces al día, tomarás por lo menos 5 vasos de agua.
  4. Llévate un vaso de agua a la cama. Si te despiertas para ir al baño, o por cualquier otra circunstancia, dale un trago.
  5. Que lo primero que hagas sea beber un vaso de agua. Cuando te despiertes cada mañana toma un buen vaso y empieza el día bien hidratado.
  6. Prueba las aguas de fruta o las infusiones frías. Diluye una taza de té verde en tu botella de agua para darle sabor; prueba también con unas gotas de limón, hojas de menta, rodajas de jengibre, naranja… o cualquier fruta o verdura de tu preferencia.

Ahora que conoces la importancia de beber agua para mantener la hidratación y los trucos que puedes poner en marcha para motivarte, no tienes excusa. Bebe agua aunque no tengas sed y sé un ejemplo para el resto de las personas que viven en tu hogar.

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa - amarillo

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.