¡Naturalmente!

Leyendas del Pirineo: conoce las más sorprendentes y ancestrales

La región montañosa del Pirineo lleva siglos y siglos siendo habitada y apreciada por muchas culturas. Sin duda, su majestuosidad y espectacularidad han asombrado a todas sus poblaciones, que, con los años, han ido generando y transmitiendo muchas y variadas leyendas del Pirineo.

Estas son algunas de las más curiosas leyendas del Pirineo.

 

La leyenda del Pirineo y su nombre

Pirineos

¿De dónde viene el nombre Pirineo? Pues, cuenta la leyenda, que Pirene fue la bella hija del griego Tubal, y que vivió una loca historia de amor imposible junto con el mismísimo Hércules. ¿Que por qué era un amor imposible? Pues porque Tubal, el padre y amo de la región de los Pirineos, famosa por sus bosques, se negaba rotundamente a aceptar su amor y unión, y acabó por desterrar a Hércules.

Con el paso de los años, muchos fueron los pretendientes que intentaron ganarse el amor de Pirene, pero ella seguía guardando su pasíon para Hércules. Hasta que, por pura frustración y envidia, uno de esos pretendientes incendió el bosque donde habitaba Pirene… y en el que la pobre mujer acabó por morir, consumida por las llamas.

Cuando la historia llegó a los oídos de Hércules, este, sucumbido por la tristeza, viajó hasta los restos del bosque, y decidió enterrar a Pirene allí mismo, en sus tierras. Para marcar su tumba, Hércules erigió un mausoleo con piedras gigantescas que, con los años, pasaron a ser conocidas como la cordillera pirenaica.

 

Los orígenes del Monte Perdido

Monte Perdido

Siendo la tercera montaña más alta de todo el Pirineo, es evidente que el Monte Perdido será objeto de leyendas. Una en concreto se imagina que existe un palacio mágico en su cumbre.

El magistral Palacio fue construído, dice la leyenda, por Atland, conocido como ‘El Viejo’ o ‘Encantandor de las Cumbres’. El palacio, con jardines de belleza casi celestial, permanece oculto por un hechizo del propio Atland. Sólo él puede entrar en el palacio, a lomos de un caballo alado.

Pero esta no es la única leyenda sobre el Monte Perdido. Había una vez un ermitaño que, cansado de la sociedad, prefería vivir lejos de ella, apartado del resto. Pero un cazador, por orgullo y por malícia, quiso darle muerte para ganar popularidad, y así lo hizo. Pero, justo cuando se lo iba a contar a sus conciudadanos, un rayo le fulminó, y de la nada apareció un monte entre las nubes. Un Monte Perdido que albergaba en él el alma y el recuerdo del ermitaño.

 

La Balsa de la Mora

Ibon Plan

La Balsa de la Mora no es el único lago de alta montaña (o ibones) de los Pirineos. Son auténticas reliquias, recuerdos de los glaciares que poblaban toda la región.

Su belleza aclaparadora los convierte en espacios de peregrinaje y contemplación y, por supuesto, en lugares legendarios. Es el caso de Ibón de Plan, la Balsa de la Mora. Es tradición subir a pie desde Plan hasta el lago el día de San Juan para pasar la noche más corta del año en este ibón legendario.

Según cuentan las leyendas, en la oscuridad de la noche, del lago emerge una figura femenina. Esta figura baila y danza, rodeada de serpientes y adornada con muchas joyas brillantes. La leyenda explica que se trata de una mujer musulmana que, huyendo de la violencia de las guerras entre musulmanes y cristianos, se perdió en las montañas, y su espíritu quedó atrapado en la Balsa de la Mora.

 

Leyendas del Pirineo catalán: el secreto de Moctezuma

Dicen que algunos de los hijos del emperador azteca Moctezuma atravesaron el Atlántico y llegaron hasta la Cerdanya. En concreto, la leyenda (o mejor dicho, los rumores) dice que su novena hija, Xipaguazín de Moctezuma, se casó con Joan Grau, el barón de Toloriu, en la Cerdanya. Allí mismo se habrían establecido hasta la muerte de la princesa (o emperadriz), el 10 de enero de 1537.

Muchos son los que han buscado su tesoro, supuestamente enterrado en las cercanías de la Masia Vima, pero todavía nadie ha sido capaz de encontrarlo…

¿Conoces algunas de estas leyendas del Pirineo? ¿Quieres contarnos alguna otra historia? ¡No dudes en dejarnos un comentario!

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.