¡Naturalmente!

Los 12 pueblos más bonitos de Lleida

Los 12 pueblos más bonitos de Lleida
5 (100%) 2 votes

Lleida es una bellísima provincia de Cataluña claramente marcada por los Pirineos, que dota a la zona de una fauna, flora y una geología inconmensurables. En medio de esta belleza natural tan portentosa, nos encontramos con multitud de pequeños pueblos, totalmente conectados e integrados en las montañas, tanto a nivel económico y cultural como paisajístico.   

¡Atención a nuestra selección de los 10 pueblos más bonitos de Lleida!

 

CTA texto - Ebook Entorno - Secretos del Pirineo

 

1. Taüll

Un espacio con menos de 300 habitantes que, sin embargo, suma una belleza  natural y patrimonial inigualables. Ubicado en el Valle de Boí, es famoso por  contar con dos joyas del Románico: la Iglesia de Sant Climent y la Iglesia de Santa Maria, destacando pincipalmente la primera de ellas por su campanario de seis pisos de altura.

 

2. Prullans

Otro minúsculo pueblo en número de habitantes, poco más de 200, pero con un enorme valor natural y paisajístico, ya que situado junto al  increíble Parque Natural Cadí-Moixeró y recortado por los perfiles montañosos del Serrat de Sant Quintí y Serrat del Coronals.

Se le considera el mirador por antonomasia de la Cerdanya. Destaca también por sus valiosos dólmenes,  que fueron encontrados en Oren y les Coves d’Anés, y sus 5 fuentes de agua: La Fonteta, Sant Isidre, Font Subirana, Font Fresca y Les Fonts de la Plaça la Cerdanya.

Prullans

 

 

3. Unha

Unha es una pequeña entidad municipal de poco más de un centenar de habitantes perteneciente al municipio del Alto Arán, en la comarca del Valle de Arán, a unos 1.280 metros por sobre el nivel del mar. Está envuelto de montañas y naturaleza y se caracteriza por sus preciosas casas de piedra y sus calles estrechas que conducen hasta la singular Iglesia Parroquial de Santa Eulalia.

Unha

 

 

4. Ribelles

Ribelles, dentro del municipio ilerdense de Vilanova de l’Aguda, en la Comarca de la Noguera, tiene una sencillez que lo hace único y bellísimo. Sobre un cerro de unos 500 metros de altitud, se levantan una veintena de casas muy bien cuidadas  en torno a una majestuosa fortaleza.

Ribelles

Flickr: Maria Rosa Ferre

 

5. Solsona

Solsona es uno de los pueblo más grandes, de unos 10.000 habitantes. Es una localidad conocida por sus  carnavales, declarados como Fiestas de Interés Turístico Nacional, pero en realidad es capaz de ofrecer mucho más a sus habitantes: murallas y puertas medievales muy bien conservadas que dan acceso al pueblo, su Catedral del siglo XVIII, el Palacio Episcopal o la Torre de las Horas son los principales ejemplos, aunque no los únicos, de su incalculable valor patrimonial.

Solsona

 

6. Arties

Arties es uno de los pueblos con más encanto del  Pirineo Catalán. Está situado entre el río Garona y el río Valartes, en pleno Vall d’Aran. Las casas de piedra con sus tejados de pizarra dotan de una gran belleza a todo el pueblo. Como lugares específicos, podríamos destacar: la Iglesia de Santa María, que es uno de los mejores ejemplos de construcción románica de la zona, la  Iglesia gótica de Sant Joan, del siglo XIV, o la casa de los Portolà.

Arties

 

7. Guimerà

Es uno de los pueblos medievales más bonitos de Cataluña. Cuenta con solo 270 habitantes y está situado en la comarca del Urgell. La mejor perspectiva del pueblo se tiene antes de entrar al mismo, por la carretera que viene de Vallfogona de Riucorb; desde allí se percibe la forma escalonada con la vista completa de todas las casas. El mayor encanto del pueblo se encuentra en la parte medieval que forma el núcleo de Guimerà, un precioso laberinto de estrechas calles empredadas que van subiendo hacia la iglesia de Santa María, desde donde podemos observar una perspectiva totalmente diferente del pueblo, esta vez con todos los tejados de las casas que lo conforman.

Guimera

 

8. Salardú

Salardú es muy conocido porque realmente es un pueblo precioso, de auténtica postal. Está situado en el norte de la provincia de Lleida, junto al emblemático Parque nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Le rodean las imponentes montañas como el Mauberme, el Montardo o el Barlonguèra. Salardú tiene un pasado de villa medieval que aún conserva, por lo que visitarlo es como transportarse a aquella lejana y fascinante época.

La arquitectura de sus casas es la típica pirenaica: paredes de piedra y techos de pizarra. Y entre sus monumentos destaca sobretodo la Iglesia de Sant Andreu, edificio que muestra a la perfección la transición entre el estilo románico y gótico, del siglo XII.

Salardu

 

9. Cervera

Cervera es la ciudad medieval por excelencia de Lleida. Situada en la Comarca de la Segarra, su visita permite disfrutar de numerosos monumentos: la antigua universidad, que data del siglo XVIII y es de estilo neoclásico, el Ayuntamiento, de estilo barroco, la Iglesia de Santa María, de estilo gótico y construido entre los siglos XIV y XV  y los museos del Blat i la Pagesia. Pero en realidad todo el pueblo rezuma un encantador estilo medieval.

Cervera

 

10. Vallbona de Les Monges

Vallbona de Les Monges es una pequeña joya en la comarca de Urgell con grandes encantos y alicientes. Su patrimonio más conocido es el Real Monasterio de Santa María, el único monasterio cistercense femenino, fundado en el siglo XII, pero también tiene gran interés la  Iglesia Parroquial de Santa María.

Vallbona de les monges

 

11. Canejan

Canejan es un pequeño pueblo del Valle de Arán, ubicado a solo 29 kilométros de Vielha y a un altitud de casi 1.000 metros. Destaca por su patrimonio monumental, en concreto por la iglesia de Sant Joan de Toran, de estilo románico y de una sola planta, con un altar con una reja. Y también por la iglesia de Sant Senilh, que fue reformada completamente en el año 1818, también de estilo románico y con una llamativa pila de mármol en la entrada decorada con un cordero sagrado del siglo XVI.

pueblos bonitos de lleida

Fuente de la imagen: Wikipedia

12. Os de Civís

Es un minúsculo pueblo de idílica belleza al que solo se llega desde Andorra. Se trata de un conjunto típico de casas pirineaicas en medio de la naturaleza más pura. Aunque la carretera para llegar hasta él procede de Andorra, el pueblo termina en suelo español, convirtiéndose en una zona fronteriza natural, sin vigilancia ni aduanas. Entre sus muchos encantos, destaca una iglesia de origen medieval, Sant Pere d’Os de Civi, desde donde se puede contemplar la mejores vistas a este encantador pueblecito donde parece que el tiempo se ha detenido.

pueblos bonitos de lleida

Flickr: Asier Sarasua Aranberri 

 

Lleida no dejará nunca de sorprenderte. ¡Anímate a visitarla y conocerla en profundidad! Y si quieres conocer el ranking de los pueblos con más encanto de Cataluña, puedes visitar este post.

CTA imagen - Ebook Entorno - Secretos del Pirieno

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.