¡Naturalmente!

Mejores pueblos de Cataluña para disfrutar de su naturaleza

Una de las señas de identidad de Cataluña son sus encantadores pueblos para disfrutar de la naturaleza, en especial los situados en los Pirineos, aunque no los únicos pues existen otras zonas de una belleza natural desbordada, como la Costa Brava, entre otras.

Te invitamos a recorrer con nosotros algunos de los mejores pueblos de Cataluña, que destacan por combinar una naturaleza excepcional con un patrimonio también fuera de serie.

Llivia

Llivia sintetiza todo el encanto de La Cerdanya, en los Pirineos. A más de 1200 metros de altura, esta población está a los pies de su castillo de enormes magnitudes, aunque hoy en día sólo se conserven sus muros y cimientos.

CTA texto - Ebook Entorno - Secretos del Pirineo

Además del castillo destaca su valiosísimo patrimonio: todo su casco antiguo, la Farmacia Esteva (del siglo XV), la iglesia y la torre Bernat de So.  

Bellver de Cerdanya 

Otra población que aúna un entorno natural inigualable con un valioso patrimonio arquitectónico para visitar: múltiples iglesias, restos del castillo, la destaca por la plaza medieval repleta de arcos. Y, muy cerca se encuentra la cueva de Anés, en la que se encontraron restos de la Edad del Bronce.

Prullans

Muy cerca de Bellver (de hecho, al lado de la entrada de la cueva de Anés) se encuentra Prullans y sus impresionantes vistas al valle de la Cerdanya. El cuadro, casi pictórico, recorre desde el Parque Natural Cadí-Moixeró hasta las sierras de Sant Quintí y del Coronals. No en vano se conoce Prullans como “el mirador de la Cerdaña”.

Además, en Prullans se encuentra el alojamiento ideal para planear una buena visita por los pueblos de la Cerdanya: el Cerdanya EcoResort

Sitges

Pese a estar a solo 40 kms de la  gran urbe de Barcelona, Sitges pueden presumir de tener uno de los mejores paisajes de playa de Cataluña. La población atrae, además, una infinidad de actividades artísticas, como el festival de cine, y lúdicas, como el famoso Carnaval de Sitges

Mura

Además de ser un pueblo medieval tan pequeño como encantador, Mura se encuentra en una zona de de parajes bellísima aún por explorar, con 70 fuentes naturales como la Font de l’Era o el salto de agua Gorg del Pare. 

Cardona

Uno de los atractivos principales de Cardona es su peculiar montaña de sal, donde puedes aventurarte por los antiguos túneles que la perforan, excavados para poder extraer la sal de la mina.

Una vez abandonado el mundo subterráneo de la mina de sal, puedes deleitarte con el imponente castillo de Cardona, una de las fortificaciones más importantes de la historia catalana feudal, en él se albergan siglos y siglos de anécdotas de época medieval.

Tavertet

Mítico pueblo de montaña de la comarca de Osona famoso por las vistas que ofrece. Como está situado enfrente de un enorme precipicio, desde Tavertet se puede contemplar todo el pantano de Sau y las montañas que lo rodean.

Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell es una entidad de población del municipio de Palafrugell. Se trata de un precioso pueblo de pescadores salido de una postal, con casas blancas y preciosas calas de agua cristalina. Le caracterizan sus barcas de madera varadas en la playa y sus casas bajas con arcadas y pórticos de colores.

Camprodon

Ubicado en la comarca del Ripollés, este pueblo del Pirineo Catalán se ha convertido en uno de los destinos idóneos para el viajero porque ofrece una combinación envidiable de magnífica naturaleza (incluyendo pistas de esquí muy cercanas) y atractivos monumentales. Destaca el Puente Nuevo, una bellísima vía de comunicación de acceso a la villa sobre el río Ter. Construído en el S.XII, se ha convertido en el símbolo más representativo de este sinigual enclave rural.

Anímate a visitar algunos de estos pueblos y disfrutar de su majestuoso entorno natural ¡O mejor aún, pásate por todos ellos!

CTA imagen - Ebook Entorno - Secretos del Pirieno - rosa


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.