¡Naturalmente!

Multiaventura, qué es y qué tipo de actividades engloba

Dentro del concepto actividades multiaventura se engloban aquellas que se realizan en contacto con la naturaleza y, aunque algunas de ellas sí son muy movidas y pueden requerir un buen nivel físico, ciertas destrezas y entrenamiento previo para aprender las técnicas adecuadas (esquí, piragüismo, rappel), otras son tan tranquilas, relajantes y aptas para toda la familia como el senderismo o las excursiones en bicicleta.

 

Los beneficios de este tipo de actividades

Además de romper con la rutina y pasar un fin de semana muy distinto a la típica jornada consistente en una visita al concurrido centro comercial de nuestra ciudad, practicar algún ejercicio físico o deporte de aventura conlleva muchos y variados beneficios. Unas ventajas que son especialmente notables en niños y jóvenes, puesto que influyen de forma muy positiva en su aprendizaje y desarrollo emocional y físico.

Estas son algunas de las ventajas que conlleva la práctica de este tipo de actividades:

  • Se mejoran tanto las habilidades como las destrezas físicas.
  • Son una cura natural para las situaciones de estrés y ansiedad.
  • Se fomenta la autonomía personal.
  • Ayudan a mejorar la autoestima.
  • Nos prepara en la superación de retos.
  • Nos sirve para conocer mucho mejor la naturaleza y respetarla.
  • Fomenta la amistad y el trabajo colectivo.
  • Ayudan a estrechar lazos familiares, así como también con amigos, conocidos y compañeros de trabajo.

 

Ranking de las actividades multiaventura más interesantes y practicadas

Atendiendo a parámetros como beneficios que nos aportan, facilidades para practicarlas y popularidad y aceptación, hemos establecido un ranking con las actividades multiaventura que nos parecen más recomendables:

  1. Esquí. Posiblemente es la actividad deportiva de invierno para practicar en plena naturaleza más conocida y practicada, existiendo muchas modalidades (descensos, esquí de fondo, slalom…) y diferentes niveles de dificultad.
  2. Escalada. Es una actividad ideal para fomentar valores como la confianza en uno mismo o la superación de retos, además de mejorar la coordinación, flexibilidad y otras capacidades físicas.
  3. Espeleología. En contra de lo que pueda parecer, no se trata de un deporte que, necesariamente, entrañe riesgos ni requiera obligatoriamente una gran preparación previa. Consiste en la exploración de cuevas y cavidades pero, realizada siempre bajo el control y supervisión de guías especializados y utilizando el equipo de seguridad adecuado, cada salida se puede adaptar a las condiciones y edad de los participantes.
  4. Raquetas de nieve. Las excursiones con raquetas de nieve permiten el acceso a parajes nevados de gran belleza, a los que no se podría acceder de otra forma. Además, ayuda a mejorar la resistencia física y mental y el equilibrio.
  5. Rappel. Esta actividad multiaventura consiste en el descenso por una montaña o pared natural de roca. Se usan cuerdas y otros materiales de seguridad, los caules siempre deben ser manipulados y comprobados por personal especializado. También puede adaptarse a la experiencia previa y condición de cada participante.

 

Las actividades multiaventura permiten una contacto diferente y muy estimulante con la naturaleza, con el valor añadido que pueden ser practicadas por personas de prácticamente cualquier edad, condición física y preparación previa gracias a su gran variedad y posibilidades de adaptación.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.