¡Naturalmente!

Nutrición infantil: consejos para bebés y preescolares

La alimentación —qué comemos y cómo lo comemos—  es lo más importante para mantener una buena salud. Y si esto es cierto para todos nosotros, es de aún más de vital importancia para los niños. Preocuparse por la nutrición infantil es muy importante, ya que hay que evitar a toda costa la malnutrición en edad de crecimiento, ya que podría tener algunos efectos irreversibles. Además, a los niños hay que enseñarles a comer bien desde pequeños, para así asegurarnos de que desarrollaran buenos hábitos alimentarios para toda la vida.

 

¿Cómo es una buena nutrición infantil?

Estas son las características básicas para una correcta alimentación:

  • La variedad: hay que comer todo tipo de alimentos: lácteos, carnes, legumbres, huevos, verduras, frutas, cereales, grasas y azúcares.
  • Con suficiente aporte calórico.
  • Repartida en, por lo menos, cuatro comidas diarias.
  • Higiénica y salubre, para reducir al mínimo el riesgo de contraer cualquier tipo de enfermedad.

Así pues, no te olvides que hay que consumir regularmente alimentos de todos los grupos de la pirámide alimentaria. Una nutrición equilibrada, completa y sana permitirá a los niños crecer y desarrollarse sin miedo a la malnutrición ni al sobrepeso.

 

La nutrición de los bebés

La alimentación de los recién nacidos gira entorno a la leche, obviamente. Ya sea leche materna o no (o una combinación de ambas), la leche proporciona todos los nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé a lo largo de su primer año de vida.

Aún así, a partir de los seis meses se deben introducir algunos alimentos sólidos en su dieta. Una buena idea son los cereales especiales para bebés, ricos en hierro y otros minerales esenciales. También pueden comer frutas y purés de verduras y carne. Estos alimentos son necesarios para asegurar una nutrición infantil adecuada, rica en hierro, cinc y calcio.

 

La alimentación en edad preescolar

Hasta los cinco años, los niños pequeños crecen mucho y de forma abrupta, por lo que es normal que tengan períodos con mucho apetito y periodos con menos ganas de comer. Lo importante es que, aunque varíe un poco la cantidad, la variedad se debe mantener muy elevada.

Hay que asegurar que los niños comen suficiente calcio, esencial para la correcta formación de huesos y dientes. Por eso la leche seguirá siendo una buena aliada, aunque existen algunas alternativas para los alérgicos: leche sin lactosa, leche de soja o leche de avena; además de las sardinas, algunos zumos reforzados con calcio o el tofu.

Tampoco hay que olvidar que tienen que comer frutas y verduras, fuentes importantes de fibra. Así pues, y aunque algunos niños aprenden a decir “no” muy temprano, no deben comer solamente pasta blanca y arroz para obtener hidratos de carbono. También tienen que comer pasta integral, muchas frutas y verduras, así como también muchas legumbres .

 

3 alimentos a evitar y 2 meriendas saludables

En primer lugar, hay que estar siempre precavidos contra los productos alimentarios procesados. Siempre, siempre, siempre son preferibles los productos frescos.

Por ejemplo, la carne picada en bandeja (procesada) que encontramos en los supermercados, siempre contienen muchos aditivos. Además, son una mezcla de distintos tipos de carne, a menudo de calidad inferior.

Otros dos productos que debemos evitar son los fritos congelados y las salsas preparadas. Los productos prefritos y congelados, como las patatas fritas, contienen un alto porcentaje de aceites poco saludables, como el aceite de palma. Además, como los tenemos que volver a freír, la cantidad de aceite y de grasas acaba siendo desproporcionada. Por su parte, las salsas de bote, contienen altísimas cantidades de azúcar, además de todo tipo de conservantes.

Y, para ayudarte a llenar de variedad su menú diario, no hay nada como las recetas fáciles y saludables. Dos ideas bien sencillas para ofrecer a los niños meriendas súper sanas y variadas: una macedonia de frutas, y unas barritas de cereales caseras.

nutricion infantil

¿Te sigue preocupando la nutrición infantil? ¿Necesitas más recetas para tus niños? ¡No te pierdas este otro artículo para aprender algunos trucos y recetas para las cenas!

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.