¡Naturalmente!

Plan nutricional: cómo prepararlo adecuadamente

Ya sea para complementar la práctica del deporte o simplemente para mejorar el bienestar personal, preparar un plan nutricional es casi indispensable. Y es que la dieta es vital para los deportistas y para todos aquellos que quieren llevar una vida más saludable.

 

¿En qué consiste un plan nutricional y cómo se prepara?

Un buen plan nutricional se debe ajustar a los objetivos y necesidades de cada uno. Prepararlo entraña algunas dificultades, y es que los alimentos que cubren las necesidades reales de nuestro organismo casi nunca coinciden con nuestros alimentos favoritos. ¿Y por qué existe este desajuste? Pues porque la comida forma parte de nuestra identidad, y nos condiciona a nivel biológico, cultural y hasta emocional.

Por eso es importante no tratar de realizar alteraciones bruscas o radicales. Es mejor introducir pequeños cambios paulatinamente. Ya que, sino, crearemos rechazo psicológico (y hasta fisiológico) y lo más habitual será abandonar el plan nutricional.

Más que en la prohibición de ciertos alimentos y hábitos, un buen plan nutricional se basa en la racionalización, el orden y el convencimiento de los aportes positivos de una dieta nutritiva y saludable.

 

Para ajustar e individualizar al máximo el plan nutricional, necesitas saber:

  • El aporte calórico que necesitas, según el sexo, el peso y la actividad diaria.
  • Determinar bien todos los nutrientes necesarios. Esto es muy importante en las dietas para personas que no comen ciertos alimentos (ya sea por enfermedad, alergias o por convicciones).
  • ¡El plan nutricional hay que seguirlo! No hagas comidas extras, o todo el esfuerzo será en vano.

 

Tipos de planes nutricionales

Según los objetivos que te propongas, deberás seguir una dieta distinta y bien ajustada. Estos son algunos de los planes nutricionales más comunes y prácticos.

Dieta para adelgazar

Se trata del tipo de plan nutricional más conocido. El objetivo es simple: tonificar el cuerpo y conseguir perder peso. ¿Lo más difícil? Lograrlo sin pasar hambre.

Lo más esencial es tener un balance calórico en números negativos. ¿Qué quiere decir esto? Que se deben consumir menos calorías de las que se queman. Algunos trucos: evitar los azúcares refinados y simples, reducir la cantidad de grasas consumidas, las famosas 5 piezas de fruta y verdura diarias, beber muchos líquidos y comer más veces (pero menos cantidad).

Plan nutricional para aumentar la masa muscular

Esta es la dieta adecuada para sacar el máximo rendimiento del deporte y las sesiones en el gimnasio. Hay que calcular muy bien el balance calórico, para consumir más de los que se quema, pero sin pasarse. Las proteínas suelen ser la base de esta dieta, así como los macronutrientes. También es común tomar suplementos alimenticios, como los batidos de proteínas.

 

Dieta específica para el refuerzo de las articulaciones

Hay también dietas muy específicas para solventar problemas de salud concretos. Por ejemplo, para mejorar y reforzar las articulaciones, un buen plan nutricional debe contener mucha vitamina C, vitamina D y ser rica en minerales como zinc, manganeso, calcio y cobre. Así pues, esta dieta necesitará muchas legumbres y frutos secos, así como verduras de hoja verde, proteína animal, hortalizas y cereales integrales.

 

¿Has seguido un plan nutricional recientemente? ¡Cuéntanos en qué consistía exactamente, y cómo fue tu experiencia!

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.