¡Naturalmente!

Producción más limpia y cómo aplicarla al turismo

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

En este artículo queremos contarte qué se entiende por producción más limpia y cómo puede aplicarse al turismo sostenible. De hecho, es la herramienta fundamental para convertir en establecimientos autosostenibles cualquier negocio que pertenezca al mundo del turismo y cualquier otro sector económico.

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

Es una estrategia holística que se puede aplicar a cualquier instalación o proceso productivo con el objetivo de hacerlos sostenibles. ¡Apúntate a la producción más limpia y colabora con el cuidado del medio ambiente! ¿Cómo? Prefiere para tus vacaciones aquellos negocios que la contemplen.

Qué es la producción más limpia

Podemos definir la producción más limpia como la aplicación continua de una estrategia ambiental preventiva que se basa en la elección de unos procesos, productos y servicios que aumentan la eficiencia global y reduce los riesgos medioambientales y para los seres vivos.

  • Para lograr una producción más limpia los procesos de producción deben estar libres de materias primas tóxicas, ahorrar energía y materia prima y reducir los desechos que genere la actividad. 
  • En el desarrollo de producto, la producción más limpia aboga por la reducción de impactos negativos a lo largo del ciclo de vida del producto. Por ejemplo, un buen parámetro es que el producto pueda reciclarse.
  • En los servicios, la producción más limpia se basa en la incorporación de las consideraciones ambientales pertinentes para diseñar y entregar los servicios. En el caso del turismo puede aplicarse a restaurantes, alojamientos, empresas organizadoras de tours y un largo etcétera.

¿Cómo se puede aplicar la producción más limpia?

De manera general, se puede aplicar la producción más limpia en todos los negocios y también en el hogar. No es necesario hacer un desembolso de dinero, con un buen planteamiento se pueden establecer cambios sencillos que promuevan ahorro de energía y agua, incluso cambios en el diseño de los productos y servicios que se ofertan. 

Podemos aplicar la producción más limpia de varias formas:

  1. Ajustarse a las buenas prácticas o, lo que es lo mismo, hacer las cosas como deben hacerse. Mejorar el trabajo rutinario cumpliendo con todos los pasos y manteniendo las instalaciones o herramientas en buen estado, ahorra mucha energía.
  2. Controlar los procesos para optimizarlos, así se mejora la eficiencia de la producción.
  3. Sustituir los productos tóxicos por otros menos contaminantes, renovables, materiales que tengan un ciclo de vida menos nocivo para el medioambiente.
  4. Implementar cambios tecnológicos en procesos y maquinaria para evitar procesos unitarios y promover tecnologías más limpias.
  5. Reutilizar y reciclar los materiales de desecho. Aprovechar los materiales residuales del proceso de producción. Otra alternativa es darles valor transformándolos en materiales o productos que puedan comercializarse.
  6. Modificar el producto o servicio para minimizar su impacto en el medio ambiente, atendiendo a los materiales que se utilizan para su fabricación, cómo se usa, qué se hace con los residuos…

¿Cómo aplicar al turismo la producción más limpia?

Para entender mejor esta estrategia, lo mejor es verlo con un ejemplo. Tomemos el caso de un hotel de montaña que quiere ofrecer un servicio mucho más sostenible. Para ello, aprovecha una remodelación antes de la campaña de temporada alta e implementa algunas modificaciones para reducir el consumo de agua, energía eléctrica, combustibles fósiles y productos químicos y otros insumos que precisa para su puesta en marcha.

En este hotel de nuestro ejemplo, hicieron los siguientes ajustes:

  • Instalación de sistemas ahorradores de agua en los inodoros tradicionales y grifos.
  • Inspeccionaron y eliminaron todas las fugas de agua en los baños de las habitaciones.
  • Instalaron urinarios secos en los baños de instalaciones comunes como salones, piscina, gimnasio…
  • Reducción del consumo de agua en la lavandería, con un programa de motivación para los huéspedes, que procura que demanden menos cambios de sábanas y toallas.
  • Utilización del agua de lavandería para regar los jardines. Para ello también se opta por detergentes ecológicos y biodegradables.
  • Implementar un programa de gestión integral de residuos.
  • Incorporar la energía de biomasa para calentar agua.

Como ves, son prácticas que se pueden implementar con muy poco presupuesto y que, además de cuidar el medio ambiente, reducen los costos energéticos de las instalaciones de cualquier alojamiento o restaurante. Si viajas durante tus vacaciones, cerciórate de elegir un alojamiento que incluya prácticas de producción más limpia. ¡Es por el bien de todos! 

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge - verde

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.