Por las zonas montañosas de Aragón, encontramos decenas de pequeñas localidades encantadoras. Estos son algunos de estos pueblos bonitos pirineo aragonés, una lista de nuestros favoritos que debes visitar y apreciar con tus propios ojos.

 

Top 5 pueblos bonitos Pirineo aragonés

Aniés y Loarre, a los pies del castillo

Situado en la comarca Hoya de Huesca (a 30km de Huesca), Aniés es una pequeña localidad del municipio de La Sotonera. Los menos de 500 peluchones (así es su gentilicio) viven justo al pie de la Sierra de Loarre, junto con dos grandes obras arquitectónicas: la iglesia románica de San Esteban, y la ermita de la Virgen de la Peña.

La ermita se encuentra totalmente integrada en la sierra, ofreciendo una de las vistas más espectaculares del paisaje. De hecho, las escaleras que llevan hasta la ermita (en un ascenso de una hora, más o menos) están esculpidas en las mismas rocas de la sierra.

Pero el auténtico protagonista de la zona se encuentra a poco más de 5 kilómetros, en el municipio de Loarre. Su castillo es una de las fortificaciones románicas, del siglo XI, más importantes de España y de Europa.

Es muy recomendable realizar la ruta entre las dos localidades a pie. O, por lo menos, dedicar un buen tiempo a vislumbrar y apreciar las vistas de la llanura de la Hoya de Huesca, o incluso ver el atardecer desde la posición elevada del castillo o la ermita.

Castillo de Loarre

 

Cerler en las alturas

En lo más alto de la Ribagorza, a 1513 metros y en el municipio de Benasque, se encuentra el segundo pueblo a más altitud de todo el Pirineo de Aragón: Cerler. Es conocido por la estación de esquí de Aramín Cerler, pero también por su idílico casco antiguo, con casas muy bien conservadas del siglo XVI.

Además de las pistas de esquí, en Cerler se pueden realizar muchas rutas de senderismo: desde un duro ascenso hasta el Aneto, hasta excursiones por la Ruta del Solana o por el parque Posets Maladeta del Valle de Benasque.

Cerler

 

Las iglesias de Sallent de Gállego

En Huesca, en la comarca del Alto Gállego y a 1300 metros de altura, Sallent de Gállego goza de unos paisajes extraordinarios, así como de un patrimonio arquitectónico y artístico envidiable.

En la iglesia gótica del siglo XVI, se conserva perfectamente los retablos medievales, en el que hay la imagen de la Virgen de las Nieves. Muy cerca, en la localidad de Formigal, se encuentra la aún más antigua iglesia del Salvador de Basarán, del siglo X. Y, si aún quieres ver más iglesias ancestrales, puedes visitar Biescas, también en el Alto Gállego, donde encontrarás las iglesias de San Pedro y San Salvador, así como las ermitas de la Collada y de Santa Elena.

Destaca también, en Sallent, el puente romano (aunque realmente se trata de una construcción medieval), que permite cruzar el paso del Aguas Limpias por el medio del pueblo. Por no hablar del patrimonio de la naturaleza que se esconde muy cerca de Sallent de Gállego: los Glaciares Pirenaicos.

Sallent de Gallego

 

Jaca

La capital de la Jacetania contiene un increíble patrimonio histórico: la Ciudadela, la catedral, el monasterio de San Juan de la Peña… pero también un paisaje natural envidiable, como en el Paisaje Protegido de las Foces de Fago y Biniés.

Aunque sea más grande que la mayoría de localidades, es uno de los mejores pueblos bonitos pirineo aragonés para descubrir la historia medieval de la Jacetania. También es un punto interesante de partida (o de paso) del camino de Santiago, que atraviesa las calles de Jaca.

Ciudadela de Jaca

 

Boltaña

Este pueblecito que no llega a los 1.000 habitantes en la comarca del Sobrarbe también está situado al norte de la provincia de Huesca, a unos 600 m de altitud.

Su casco antiguo es considerado uno de los más amplios del pIrineo aragonés. Según distintas fuentes, surgió en el sigo XV, pero no llegó a su plenitud hasta los siglos XVI-XVII. Como en la mayoría de estos pueblos, los monumentos históricos más destacados se encuentran alrededdor de la plaza mayor. En este caso destacan, la Colegiata de San Pedro y el edificio del ayuntamiento.

Otra de sus características es el río Ara, que desciende por el pueblo y bajo sus puentes medievales.

Boltaña

 

Si aún quieres descubrir más pueblos del pirineo Aragonés. Como Torla, Lanuza, Broto, Aínsa o Alquézar, ¡no te pierdas este otro artículo “Pueblos del Pirineo aragonés: los 5 que has de visitar”!