¡Naturalmente!

Qué plantar en primavera: 4 imprescindibles en tu huerto urbano y trucos para cosecharlos con éxito

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

La primavera es una época del año perfecta para darle vida a tu huerto. Ya tengas un huerto en tu jardín, patio trasero, balcón o en el alféizar de la ventana, en este artículo te contamos qué plantar en primavera para recoger en verano una exitosa cosecha. ¡Manos a la tierra!

¿Cuándo es necesario hacer semilleros?

Si te estás iniciando en esto de los huertos urbanos caseros, antes de plantearte qué plantar en primavera, debes saber que hay plantas que se pueden plantar directamente en el huerto y otras que primero deben ser germinadas en semilleros para luego ser trasplantadas. Por ejemplo, las acelgas, lechugas o alcachofas puedes plantarlas directamente, pero los tomates o las berenjenas deberás germinarlas primero en un semillero.

¿Cómo lo haces? Primero necesitas un sustrato para semillero y un recipiente en el que colocar el sustrato y las semillas. En las tiendas especializadas en jardinería pueden ayudarte, aunque también puedes reciclar algunos envases, como los vasitos del yogur o las hueveras de cartón, para este fin.

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

Coloca en los recipientes elegidos el sustrato y las semillas. Puedes colocar dos en cada recipiente y no las entierres a una profundidad mayor al doble de su diámetro. Después riega bien y coloca el semillero en una zona iluminada. Debes estar pendiente de que no le falte humedad al sustrato. Una vez que empiecen a brotar, elimina las plántulas más débiles.

Además de los semilleros, cuando te plantees qué plantar en primavera, debes tener en cuenta que algunas variedades necesitarán de guías o tutores para crecer y desarrollarse. Por ejemplo, los tomates, que necesitarán un emparrado para crecer.

Qué plantar en primavera: 4 opciones

Ahora, sí, prepara tu kit de huerto casero porque te vamos a dar las claves para determinar qué plantar en primavera en tu huerto y cosechar con éxito en verano. No importa qué tipo de huerto tengas, estas opciones son llevaderas tanto en maceta, como jardinera o directamente en la tierra de tu jardín.

Berenjenas

Cuando llega la primavera, en los últimos días del mes de marzo, también llega la última oportunidad de plantar berenjenas. En este caso, hay que comenzar haciendo un semillero resguardado. Esto quiere decir que debe permanecer a una temperatura mínima de 20 grados y a salvo de las inclemencias del tiempo.

En mayo o junio estarán listas las plantas para ser trasplantadas en el huerto. Debes hacerlo dejando entre ellas unos 30 cm de separación para que se desarrollen bien. Para tener éxito asegurado deja que se desarrolle una sola flor por conjunto y utiliza tutores para que la planta crezca correctamente. 

Cosecha tus propias berenjenas en agosto y disfrútalas como más te gusten.

Pepinos

Para tener unos ricos pepinos en tu huerto durante el verano, debes germinar las pipas en semilleros durante marzo y abril. También puedes intentarlo directamente en la tierra de cultivo en mayo o junio.

La temperatura mínima de cultivo del pepino es de 10 grados y requiere de entre 20 y 28 grados para desarrollarse bien. Es necesario regar las plantas de forma abundante. 

Los pepinos son plantas cucurbitáceas. Este tipo de plantas tienen flores macho y hembras. Estas últimas necesitan ser polinizadas para garantizar los frutos. ¿Cómo puedes favorecer la polinización? Lo primero es tener varias plantas de la misma variedad, después pueden atraer a las abejas y abejorros con flores.

Procura que el suelo no se encharque para evitar enfermedades como el mildiu u oídio. Protege las plantas del calor excesivo si fuera necesario y prepárate para cosechar pepinos para tus ensaladas veraniegas.

Sandía

La fruta veraniega por excelencia se siembra directamente en el terreno de cultivo entre mayo y junio. Para que crezca a la perfección necesita una temperatura en torno a los 18 y 22 grados centígrados y abundante agua. 

Debes saber que la planta de la sandía crece mucho y necesita espacio. Sin embargo, puedes aprovechar su crecimiento rastrero para convertirla en una planta trepadora que tengas las raíces en una maceta (de al menos 30 cm de diámetro y 15 de profundidad) y los brotes se distribuyan por una espaldera.

Es una planta cucurbitácea, con flores machos y hembras. Si no quieres atraer insectos polinizadores, puedes realizar tú mismo la polinización de forma manual. 40 días después de la polinización, aparecerán los frutos. Procura que la espaldera sea lo suficientemente fuerte para soportar los frutos.

La recolección es paulatina de agosto a septiembre. Recolecta solo las sandías cuando estén maduras. Para determinar la madurez del fruto, golpéalo suavemente con los dedos, si suena hueco, está lista para comer.

Con la sandía puedes hacer tanto platos principales como postres. Si quieres ideas para lo más peques, lee el post sobre comidas de verano para niños fáciles de preparar donde no falta la sandía. ¿Ya la has probado como ingrediente principal del gazpacho?

Calabacines

Para tener calabacines en verano, siembra las pipas en un semillero durante marzo y abril. Puedes hacerlo directamente en la tierra en los meses de mayo y junio. La temperatura mínima de cultivo del calabacín es de 18 grados, y requiere de entre 20 y 28 grados para crecer correctamente.

El calabacín es una planta exigente en cuanto a humedad se requiere. Necesita de riegos más frecuentes una vez que aparecen los primeros frutos. Puedes deducirlo fácilmente observando la composición de los calabacines maduros ¡pura agua!

Riega las plantas por las mañanas o al amanecer para evitar que se evapore el agua durante las horas centrales del día. Y cuando los coseches, aprovecha para elaborar ricas recetas, como el pisto manchego, o los calabacines rellenos al horno, ¡deliciosos!

¿Ya sabes qué plantar en primavera en tu huerto casero? Comparte con nosotros los avances de tu huerto casero. Y si todavía no tienes un huerto en casa, anímate a hacerlo cuanto antes para disfrutar de sus ventajas. Haz realidad el sueño de preparar recetas para los tuyos directamente del huerto a la mesa.

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa - amarillo

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.