¡Naturalmente!

¿Qué ver en la Cerdanya? 7 joyas por descubrir

La pregunta qué ver en el Cerdanya es muy difícil de responder porque sus encantos son tantos y tan variados que resulta realmente complicado seleccionar una serie de lugares sin correr el peligro de excluir otros igualmente bellos y muy interesantes.

La Cerdanya, un territorio singular entre Francia y España como consecuencia de la división establecida en el Tratado de los Pirineos en 1969, concentra espacios de un valor extraordinario a nivel paisajístico, patrimonial, medio ambiental, deportivo… Y todos estos tesoros muchas veces se encuentran aglutinados en extensiones relativamente pequeñas, como si se tratase de auténticas joyas de belleza global, donde cada detalle, cada rincón, vale su peso en oro.

En este artículo nos hemos propuesto la compleja tarea de seleccionar 7 joyas de la Cerdanya, 7 escenarios posibles extraídos de un abanico de opciones amplia y variada. Sin ningún ánimo limitativo, ni pretender excluir otras opciones también interesantísimas, os proponemos este heptagrama de ensueño compuesto por  montañas, valles, conjuntos  arquitectónicos y alguna que otra sorpresa más…

 

1. La cima de La Tosa

Apuntamos muy arriba, concretamente a 2.536 metros de altura, en nuestra primera recomendación. La Tosa, también conocida como Tosa de l’Alp, es una cima muy elevada pero accesible para casi todos que ofrece una vistas de ensueño sobre la comarca.  

Los más atrevidos pueden subir a pie desde la Coma Oriola, a través de una ruta de acceso bien señalizada y no demasiado complicada, aunque tiene 600 metros de desnivel. Otra opción es subir en telecabina desde La Molina.

 

cima de la Tossa

 

2. El Valle de la Llosa

Los amantes de los lugares recónditos, con excelentes paisajes y casi salvajes están de enhorabuena porque el Valle de la Llosa, que es reserva natural, cumple con todas estas caraterísticas más el valor añadido los espectaculares lagos de la Muga y la espectacular cascada del Salt del Molí.

 

valle de la Llosa

 

3. Camino de Santiago a su paso por la Cerdanya

El camino de Santiago a su paso por la Cerdanya, que se puede realizar no solo a pie o en bici, sino también a caballo es tan accesible, unos 20 kilómetros con muy poco desnivel, (240 metros), como bellísimo. Partiendo del magnífico pueblo de Llívia y con origen en Bellver de Cerdanya, sigue una ruta que es un auténtico remanso de paz que discurre en paralelo al cauce del río Segre.

 

Bellver de Cerdanya

 

4. El Puigpedrós (2.915 m)

Ahora subimos un poco más, hasta la cima más alta de la Cerdanya. Con sus 2.915 metros el Puigpedrós es un pico de fácil acceso para aquellos que están acostumbrados a hacer rutas de montaña, puesto que no es necesario escalar para llegar a los más alto. Aunque eso sí, algunos tramos tienen un desnivel considerable.

 

5. Conjunto patrimonial de iglesias y ermitas románicas

Las ermitas e iglesias románicas son muy  numerosas en la baja Cerdanya, impregnando un paisaje bellísimo de un aroma patrimonial e histórico del más alto nivel. Podemos citar Santa María deTalló, Sant Andreu de Baltarga o Sant Julià de Pedra e Bellver de Cerdanya o Sant Esteve de Guils de Cerdanya. Pero la lista completa es mucho mayor.

 

Ermita Sant Quirc de Durro

 

6. El Parc Animalier Les Angles

Hemos incluido este parque de la Cerdanya francesa porque, al no ser demasiado conocido, es todavía un diamante en bruto. Lo que no significa que no sea interesante, ya que permite ver osos, ciervos, renos, lobos y otros animales salvajes en situación de semi libertad y en su propio hábitat.

 

 

7. Rocaviva Laberinto Mágico

Un rincón exclusivo y muy poco conocido construído por un solo hombre, Climent Olm, un artista ermitaño de esta zona próxima al pueblo de Músser que nos deleita con su singular y personalísima obra: unas preciosas rocas graníticas esculpidas con formas de rostros de apariencia humana. Un auténtico tesoro cultural oculto.

 

Rocaviva

 

¡Los incentivos para visitar la Cerdanya una y mil veces parecen no tener fin!

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.