¡Naturalmente!

Refugios en los Pirineos para tocar el cielo

Para los amantes de las alturas, pocas son las experiencias que superan la plenitud de pasar la noche en un refugio de montaña. Los Pirineos y el noreste peninsular te brindan algunas de las mejores opciones para desatar las inquietudes más exploradoras. Si lo tuyo es el montañismo, el senderismo y la escalada, no te pierdas los mejores refugios pirineos que te harán sentir a tres metros sobre el cielo.

 

¿Cómo funcionan los refugios Pirineos de montaña?

Cuando se trata de pasar la noche en las alturas, nos podemos encontrar tanta variedad como refugios hay. En general, son pequeños oasis donde se puede dormir, descansar, comer y recuperar fuerzas antes de proseguir con la travesía de montaña. O, simplemente, donde refugiarse del mal tiempo.

Existe una extensa red de refugios pirineos a lo largo de toda la sierra de montañas. Su origen reside en los primeros y más destacados escaladores del Pirineo, con el respaldo de las asociaciones de montañistas y excursionistas. Por ejemplo, el CAF fue el gran promotor de los refugios en Francia, mientras que en España destacan el CEC, la UEC, la FEEC o la FAM, entre muchas otras.

 

Tipos de refugio

Básicamente, encontramos tres tipos de refugios pirineos:

  • Refugios de vivac: son los más libres, ya que siempre están abiertos. Son los más sencillos, ya que la idea es tener lo mínimo para pasar una sola noche.
  • Refugios guardados: con guarda (según la temporada) y con muchos más servicios, incluyendo provisiones y mantas. También sirven como punto de información sobre las rutas y sobre la meteorología.
  • Albergues: además de las condiciones que se encuentran en los refugios guardados, los albergues se encuentran a pie de carretera y se puede llegar en coche.

 

Refugios pirineos para tocar el cielo

 

Mejores refugios pirineos

El Niu de l’Àliga

Este refugio se encuentra en la cima de Tosa d’Alp, a exactamente 2.357 metros de altura. Se puede acceder con telecabina por lo que es uno de los spots más idóneos para realizar excursiones o simplemente disfrutar de sus impresionanes vistas.

 

La cueva Paradís

La cueva Paradís, a más de 3000 metros de altura, justo por debajo de la cima de Pique Longe en Vignemale, es el refugio vivac más alto que puedes encontrar en los Pirineos franceses. La ruta que lo acompaña, la de las 7 cuevas y el glaciar, no es un sendero muy complicado, aunque sí se debe andar con cuidado por las zonas heladas y cuando hay niebla.

 

Los Ibones de Bachimaña

Los ibones, los lagos de montaña helados, son uno de los secretos mejores guardados de los Pirineos. En Bachimaña, y a 2.200 metros de altura, podemos contemplar todo un conjunto de ibones tras pernoctar en este increíble refugio de los Pirineos aragoneses.

 

Baborte

Aunque por fuera resulte poco tentador (se trata de un refugio metálico de color naranja), por dentro es muy acogedor. Desde el refugio puedes contemplar el lago de Baborte, y preparar las ascensiones a los Tres Pics, a Baborte o al Pico de Pedres Blanques.

¿Cuál es tu refugio favorito? ¿Dónde has pasado tu noche más mágica en las alturas? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.