¡Naturalmente!

Ruta transpirenaica: cruzar los Pirineos del Cantábrico al Mediterráneo

Los Pirineos, además de su gran belleza paisajística, su valor inigualable como reserva natural de cientos de especies de animales y vegetales y sus joyas patrimoniales y arquitectónicas, actúan como frontera natural entre España, Andorra y Francia. Una de las maneras más fascinantes de conocer a fondo esta cordillera majestuosa es recorrerla desde el Mar Cantábrico al Mar Mediterráneo: un recorrido de casi 400 kms conocido como ruta transpirenaica que puede realizarse en más de 20 etapas, todas ellas muy interesantes y con múltiples alicientes y factores diferenciales.

 

Desde el Golfo de Vizcaya al Cabo de Creus

Desde el año 1985, la ruta transpirenaica es un sendero homologado de gran recorrido con la denominación de GR11. Esto la ha convertido en un recorrido muy apreciado y seguro para los excursionistas y amantes del senderismo, puesto que se encuentra perfectamente señalizada y cuenta con albergues y refugios para poder descansar y tomar fuerzas.

La ruta transpirenaica, de unos 400 kms de longitud de los cuales unos 375 kms. transcurren en Catalunya y 40 kms en Andorra, tiene su origen y final en dos enclaves naturales emblemáticos: el Golfo de Vizcaya en el Mar Cantábrico y el Cabo de Creus en el Mediterráneo.

Esta ruta supone una oportunidad única para, en un mismo recorrido, disfrutar del contraste entre las zonas de costa y la alta montaña, descubriendo el ambiente bohemio del mediterráneo o las tradiciones más austeras de los pueblos ganaderos del interior.

El Cabo de Creus, el Parque Natural de Aigüestortes, port de la Selva o el encantador pueblo de Setcases son algunos de los fantásticos enclaves atravesados por esta ruta de ensueño, siendo estos solamente algunos ejemplos elegidos al azar de un sinfín de maravillas naturales y patrimoniales.

 

Los datos de la ruta transpirenaica

  • Distancia: 415 kms
  • Dificultad: Notable
  • Inicio: Cabo de Creus
  • Final: Refugio de Conangles
  • Altitud máxima: 2.826 metros
  • Altitud mínima: 5 metros
  • Desnivel: +23.225m / -21.692m

 

Los puntos fuertes de esta ruta

  • Aunque se trata de una ruta de dificultad notable por su gran longitud e importante desnivel en algunas zonas, está muy bien señalizada y equipada, lo que la convierte en una travesía cómoda y segura.
  • La división por etapas permite descansar adecuadamente, por lo que se trata de un ruta bastante asequible para la mayor parte de personas.
  • Durante el recorrido es posible visitar muchos espacios protegidos de gran valor y riqueza natural.
  • El contraste entre pueblos costeros y de alta montaña es único.
  • Se pueden visitar pueblos con gran encanto que todavía mantienen sus formas de vida tradicional.
  • El valor patrimonial y cultural es inigualable.
  • Durante el recorrido vamos a pasar por muchos pueblos, refugios y albergues lo que facilita la preparación de la logística de la ruta y enfrentarse a cualquier contratiempo.
  • Permite socializar e interactuar con nuestro grupo y el resto de excursionistas con los que coincidamos durante el recorrido.

 

Esta ruta, que también puede realizarse en bicicleta de montaña (rutas BTT) lleva cautivando desde siempre a personas con intereses muy diversos: desde amantes de los deportes de aventura a aficionados del senderismo y el contacto con la la naturaleza. Tanto exploradores como científicos y simples excursionistas seguro que van a encontrar, a lo largo y ancho de estos 415 kms, muchos alicientes que cumpliran con creces sus expectativas: diversidad geológica, bosques, relieves increíbles, una fauna flora excepcional pueblos de postal…

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.