Montar en bici, sobre todo cuando hace buen tiempo, es una experiencia fantástica para el disfrute de toda la familia. Se trata de una actividad deportiva que asegura la diversión y que permite descubrir estupendos parajes y disfrutar de la ciudad, los parques y naturaleza. Además, siempre que no se trate de recorridos con un excesivo desnivel, casi todas las personas pueden realizar sin problemas rutas de varios kilómetros, por lo que los paseos en bicis están al alcance de todos, con independencia de su edad y condición física.  

A continuación, os proponemos 5 rutas en bici por Cataluña de dificultad baja, pensadas para el divertimento de toda la familia, niños pequeños incluidos.

 

1) Ruta en bici por Collserola (Barcelona)

El parque de Collserola, ubicado en Barcelona y varias de sus poblaciones limítrofes es uno de los parques urbanos más grandes del mundo. Una de las mejores formas de descubrirlo es, precisamente en bicicleta, motivo por el cual la Diputación de Barcelona ha puesto en marcha un mapa interactivo donde se pueden consultar todas las rutas disponibles, tanto a pie como en bicicleta, divididas por temáticas, extensión, dificultad, etc.

Dentro del mismo parque de Collserola merece una atención especial el conocido como Paseo de las Aguas, que debe su nombre al recorrido que en el pasado realizaba una antigua conducción de agua. Es una recorrido de distancia media, unos 10 kms, pero bastante plano, por lo que se puede realizar con niños.

 

2) Ruta urbana por el Fórum (Barcelona)

La zona del Fórum en Barcelona parece especialmente diseñada para ir en bici con niños pequeños sin correr ningún peligro, puesto que dispone de una gran explanada pavimentada, totalmente peatonal y donde es muy fácil circular en bicicleta. Además, tiene dos grandes alicientes añadidos: se puede disfrutar de la impresionante arquitectura del Fórum y acercarse hasta la playa a pasear y, si el tiempo acompaña, incluso tomarse un baño.

 

3) Ruta urbana por el Prat de Llobregat (Barcelona)

Sin salir de la provincia de Barcelona tenemos la opción de pasear por los alrededores de la población del Prat de Llobregat, donde tenemos diferentes opciones: ir hacia la playa, o pasear por cultivos y casas de campo, masías, particulares.

 

4) Ruta por el parque Municipal de la Mitjana (Lérida)

Cambiamos de provincia y nos trasladamos a la ciudad de Lleida. Allí podemos realizar una ruta por la zona de acceso público del impresionante Parque Municipal de la Mitjana, donde todo está perfectamente preparado para pasear y disfrutar de la naturaleza de forma divertida y con seguridad: paneles informativos, pasarelas, zonas de descansos, zonas de picnic, juegos infantiles y hasta embarcaderos.

 

5) Ruta de la Seu d’Urgell a la Palanca d’Alàs (Lérida)

Seguimos en la provincia de Lérida, pero en este caso en la Cerdanya. Aquí encontramos una ruta en bici ideal por diversas razones: es una ruta de dificultad baja, no llega a 8 kms ni a los 50 metros de desnivel y se puede realizar fácilmente en media hora. Además, está muy bien señalizada y permite disfrutar de un agradable paseo por la orilla del río Segre, en un entorno verde con una gran  variedad de fauna y flora.

También en el  río Segre es muy recomendable hacer la ruta conocida como La Palanca del Segre, una ruta plana de 5,5 kms por la orilla del río donde se atraviesa tanto La Palanca, una pasarela construida con travesaños de madera, como diferentes puentes.   

En Cerdanya Resort disponemos de Roadbooks con rutas de bicicletas que se pueden realizar por los alrededores, con diferentes recorridos y niveles de dificultad.