¡Naturalmente!

Sobreturismo: ejemplos de iniciativas para prevenirlo

Este post también está disponible en: CAT (CAT)

Podríamos decir que el enemigo número uno del turismo sostenible es el sobreturismo. Podemos ilustrarlo fácilmente pensando en la playa de Benidorm en pleno mes de agosto. Seguro que es una imagen que todos tenemos en la retina. Y es que si hablamos de sobreturismo, los ejemplos se multiplican alrededor de todo el planeta. Los turistas atestando la plaza de San Marcos en Venecia, o las Ramblas de Barcelona son claros ejemplos.

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

La masificación turística no es recomendable para ningún ecosistema, ya sea urbano o rural; ni mucho menos natural —hacer largas colas de espera para coronar el Everest es, en realidad, una práctica muy peligrosa—. En este artículo queremos abordar el tema de la masificación turística pero desde el lado positivo. ¿Qué podemos hacer para evitarlo? Existen muchas iniciativas contra el sobreturismo, ejemplos de ciudades que han emprendido medidas para gestionar mejor a sus visitantes y evitar las grandes concentraciones de gente. Algo, por otra parte, mucho más que necesario en estos tiempos que corren.

Qué es el sobreturismo: ejemplos de masificaciones

El sobreturismo no es más que la masificación de turistas en ciertas zonas turísticas que sufren los estragos de recibir grandes cantidades de personas de manera continuada. Estas masificaciones afectan al tejido social, económico y natural de muchas regiones o comarcas. Podemos encontrar, hablando de sobreturismo, ejemplos escalofriantes que ilustran hasta dónde puede llegar a ser dañino el turismo de masas:

  • En Tanzania, las operadoras turísticas llegaron a quemar alrededor de 180 casas de masáis porque estorbaban los safaris que organizaban en la zona. Más de 6.000 personas se quedaron sin hogar.
  • La playa de Kuta en Bali, pasó de ser la más fotografiada del país a protagonizar una emergencia sanitaria por la cantidad de basura que había llegado a sus aguas y fina arena dorada.
  • En la India, miles de indígenas han sido ilegalmente desplazados de las zonas en las que vivían —cerca de reservas de tigres— para mejorar la experiencia en las visitas de los turistas.

Sobreturismo: ejemplos de iniciativas para combatirlo

Existen muchas ciudades amenazadas por el sobreturismo. Algunos ejemplos son Barcelona, Venecia, Berlín, Ámsterdam o Brujas. Precisamente estas ciudades han cogido el toro por los cuernos y se han dedicado a poner en práctica políticas destinadas a gestionar mejor la afluencia de visitantes. Son solo algunos ejemplos de buenas prácticas:

  • Venecia. Esta mítica ciudad italiana ha perdido desde 1950 100.000 habitantes, que han huido a ciudades aledañas que no están tan masificadas. Venecia recibe al año 20 millones de turistas. Para desincentivar la afluencia, las autoridades venecianas han habilitado controles de acceso al centro de la ciudad cuando está lleno. Por otro lado, los famosos vaporetto que recorren los canales dan prioridad a los residentes.
  • Barcelona. El ayuntamiento de la ciudad condal ha prohibido la construcción de hoteles nuevos en el centro. Además, ha puesto el foco sobre los pisos turísticos no regulados, de manera que ha sancionado y cerrado muchos de estos alojamientos irregulares. 
  • Ámsterdam. Es otra de las ciudades que ha centrado sus esfuerzos en los pisos de alquiler. El ayuntamiento ha limitado el tiempo de estancia y ha prohibido construir nuevos hoteles —esta medida está vigente desde 2005—. Por otro lado, también ha limitado la cantidad de turistas que pueden ir acompañado de un solo guía turístico—20 a diferencia de los 60 que estaban permitidos con anterioridad— con la intención de evitar aglomeraciones.
  • Berlín. La capital alemana ha sufrido las consecuencias del sobreturismo especialmente en el popular barrio de Kreuzberg. En este barrio, precisamente, está prohibido arrastrar las maletas por la calle. El objetivo es evitar que el traqueteo moleste a los vecinos. Pero además, se ha limitado el número de alquileres de pisos privados. Aquellos propietarios que infrinjan las limitaciones podrían afrontar fuertes sanciones económicas.
  • Brujas. Es una de las ciudades pioneras en implantar medidas de turismo sostenible. Por ejemplo, está prohibido hacer fiestas en la calle; los autobuses turísticos no tienen permiso para acceder al centro de la ciudad; los patinetes y taxis turísticos también sufren restricciones en el centro de Brujas. De esta forma, sus 100.000 habitantes no se sienten tan incómodos ante los 8 millones de visitantes que llegan a la ciudad cada año.
  • Roma. La ciudad eterna también ha decidido apostar por medidas concretas para regular el turismo. Además de prohibir el uso de maletas con ruedas en zonas determinadas, no se pueden consumir bebidas alcohólicas en la calle a partir de las 10 de la noche. Tampoco se pueden servir en los bares desde las 2:00 y hasta las 7:00.

¿Qué podemos hacer como viajeros?

Ante los estragos del sobreturismo, los viajeros tienen que ser más que nunca responsables. Para empezar, deberíamos evitar acudir a esos lugares que sabemos que están masificados. Debemos ser conscientes de que formamos parte del problema. El afán por viajar y coleccionar fotos para nuestro Instagram a provocado que no reflexionemos sobre las consecuencias de nuestros actos.

Debemos ser conscientes de lo que provocamos con nuestras acciones cotidianas también. Para eso, nada como calcular la huella de carbono. Realmente nos daremos cuenta de que podemos conseguir lo que necesitamos en nuestro entorno, sin necesidad de comprar melocotones cultivados a miles de kilómetros de distancia. La huella ecológica de la comida es un factor importante a tener en cuenta. 

Si en nuestra vida cotidiana ponemos atención y somos conscientes de que podemos mejorar simples rutinas y hábitos para ser más sostenibles, debemos hacer el mismo ejercicio cuando viajamos. Sostenibilidad y turismo es un binomio posible si todos nos hacemos responsables.

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge - verde

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.