¡Naturalmente!

Terapias naturales: la guía definitiva para saberlo todo sobre ellas

Hoy centramos nuestra atención en las llamadas terapias naturales, un amplio grupo de prácticas terapéuticas entre las que encontramos la homeopatía, la acupuntura, la fitoterapia, el biomagnetismo, etc. Estas prácticas alternativas llevan años en el punto de mira de los científicos, los médicos y, por supuesto, de nosotros: los consumidores.

¿Qué son las terapias naturales? ¿Cuáles son las más conocidas a nivel del gran público? ¿Para qué sirven? Y lo más importante de todo: este tipo de prácticas alternativas ¿realmente funcionan? Todas las preguntas y también las respuestas, en este artículo.

 

¿Qué son las terapias naturales?

Existen muchas definiciones del término terapias naturales, por ejemplo:

  • Terapias alternativas  o complementarias a las prácticas médicas tradicionales.
  • Prácticas terapéuticas, tratamientos y fármacos diferentes a los que utiliza la medicina occidental tradicional.
  • Conjunto de prácticas médicas alternativas o complementarias a las prácticas médicas convencionalmente establecidas en la sociedad occidental.
  • Técnicas y prácticas terapéuticas que no han demostrado sus efectos positivos en la salud por medio de las pruebas y test científicos tradicionales.
  • Terapias, tratamientos y fármacos naturales y no químicos que contribuyen a reforzar los beneficios de los fármacos y tratamientos médicos convencionales.
  • Terapias alternativas que se integran dentro de la llamada medicina integrativa, una especialidad que combina los tratamientos y fármacos convencionales con terapias, tratamientos, dietas y prescripciones completamente naturales.

Como ves, las definiciones de terapias naturales son muchas y muy variadas, pero todas ellas tienen importantes puntos en común:

  1. Las terapias naturales son una alternativa a las prácticas médicas occidentales convencionales, pero la mayoría pueden combinarse perfectamente con estas y reforzar sus efectos positivos para la salud.
  2. Una parte de las prácticas que se engloban dentro de las llamadas terapias naturales no han demostrado su eficacia en laboratorio o superando pruebas científicas objetivas. Por el contrario, otras terapias naturales sí han demostrado ser eficaces y contribuir a mejorar la salud física y emocional de quien las recibe.
  3. En principio, el objetivo final de las terapias naturales es idéntico al de cualquier práctica relacionada con el ámbito de la salud: eliminar los síntomas de las dolencias, patologías y enfermedades, eliminar en definitiva el dolor físico y mental que afecta en mayor o menor medida a todos los seres humanos.

 

Un dato importante de las terapias naturales que complica un poco el tema es la cantidad de prácticas, corrientes y tratamientos que se autodenominan naturales o alternativos. Así, con la etiqueta de “terapias naturales” encontramos técnicas alternativas más o menos conocidas como, por ejemplo, la cuestionada homeopatía, la acupuntura de la milenaria medicina tradicional china, la fitoterapia, el par biomagnético, la llamada ozonoterapia…

Veamos algunas de las principales prácticas y tratamientos que se engloban dentro de ese gran universo etiquetado como terapias naturales.

terapia

 

¿Cuáles son las terapias naturales más conocidas?

Existen muchísimas prácticas, fármacos y tratamientos de salud que se podrían englobar dentro del gran grupo llamado terapias naturales. Unas tienen miles de años, más incluso que muchas de las prácticas terapéuticas de nuestra medicina occidental. Otras, en cambio, son relativamente nuevas y sus beneficios para la salud están en tela de juicio y son comentadas, debatidas y repudiadas por una parte de la comunidad médica y científica.

Algunas de las terapias naturales más conocidas y populares hoy en día serían las siguientes:

  • Acupuntura
  • Biomagnetismo
  • Fitoterapia
  • Homeopatía
  • Naturopatía

 

¿Qué es la acupuntura?

Acupuntura

La acupuntura es una de las terapias naturales más antiguas del mundo y forma parte de la llamada medicina tradicional china o MTC.  

El término en castellano “acupuntura” tiene raíces latinas: “acus” o aguja y “punctura” o pinchar. Esta definición etimológica deja perfectamente claro en qué consiste la práctica: introducir finas agujas en puntos clave del organismo a fin de tratar la disfunción del órgano vital causante del malestar (hinchazón, dolor, etc.). Estos puntos clave estarían localizados en lo que los expertos en acupuntura denominan “meridianos”, unos canales por los que supuestamente se canalizaría la llamada energía vital.

Como sucede con el resto de las terapias naturales, la acupuntura no se libra de las críticas acerca de su eficacia y su supuesto efecto placebo. No vamos a entrar a valorar ese punto, pero lo que sí podemos afirmar como cierto es que la OMS- Organización Mundial de la Salud- reconoció a la acupuntura como una auténtica práctica médica científica con todo el valor que eso supone. Copiamos y pegamos literalmente un interesante párrafo de la WHA44.34 de la OMS:

“Muchos elementos de la medicina tradicional son beneficiosos y la OMS anima y respalda a los países a fin de que identifiquen remedios y prácticas inocuos y eficaces para su utilización en los servicios de salud públicos y privados. La Organización ha hecho especial hincapié en la necesidad de apoyar la investigación sobre la acupuntura y su aplicación adecuada, y en 1991 la 44ª Asamblea Mundial de la Salud instó a los Estados Miembros a que introdujeran medidas para su reglamentación y control (resolución WHA44.34).”

Pulsa aquí para leer este documento completo.

 

¿Qué es el biomagnetismo?

Biomagnetismo

El biomagnetismo o terapia del par biomagético es otra de las terapias naturales que basan sus efectos en el correcto equilibrio de la energía vital del ser humano. En este caso lo que busca el biomagnetismo es equilibrar las cargas positiva y negativa del pH del cuerpo humano.

Según Isaac Goiz Durán, el creador del biogmagnetismo, si nuestro pH es mayor o menor del 7,3 las defensas del cuerpo humano se rompen y dejan paso a los virus, las bacterias, los hongos, etc,; microorganismos culpables de causar distintas enfermedades físicas que, además, afectan al correcto funcionamiento de nuestro estado psíquico y emocional.

Las herramientas de trabajo básicas del biomagnetismo son el Test Kinesiológico y los imanes.

Llamamos test kinesiológico o test muscular a uno de los muchos cuestionarios o pruebas de la kinesiología que intentan detectar cualquier mal funcionamiento de los músculos de nuestro cuerpo.

Los llamados imanes del biomagnetismo son una especie de piedras que se colocan en puntos estratégicos del cuerpo humano para confirmar la presencia de anomalías o disfunciones y corregir los síntomas de las afecciones especialmente el dolor.

 

¿Qué es la fitoterapia?

Fitoterapia

Una de las terapias naturales más de moda últimamente es la llamada fitoterapia, el uso de las plantas medicinales para sanar enfermedades y para prevenir futuras afecciones y patologías que rompan el delicado equilibrio entre nuestro yo físico y nuestro yo emocional.

La fitoterapia puede parecer una terapia alternativa nueva, pero no lo es. Aparte de que el término tiene sus raíces etimológicas en el griego -“Phytos” planta o vegetal y “Therapia” tratamiento o técnica-, ya nuestros abuelos y tatarabuelos conocían el inmenso poder que la madre naturaleza había depositado en las plantas, las verduras, las flores, las hortalizas, los árboles, los arbustos… Menta, cola de caballo, romero, melisa, gingsen, aloe vera… Todo tipo de sustancias de origen vegetal que ingeridas o aplicadas en forma de cremas y aceites esenciales son capaces de combatir los síntomas de las patologías y enfermedades y, también, de fortalecer nuestro sistema defensivo natural para hacer frente al ataque de virus, bacterias y todo tipo de microorganismos dañinos.

Otro dato interesante de la fitoterapia es que forma parte de la llamada medicina integrativa, un tipo de ciencia que busca la sanación del cuerpo y la mente combinando técnicas propias de las terapias naturales con el uso equilibrado de fármacos y tratamientos médicos científicos y contrastados.

 

¿Qué es la homeopatía?

homeopatia

La homeopatía es una de las terapias naturales más conocidas gracias a, sobre todo, la gran polémica creada en torno a su supuesto efecto placebo. Es un tema delicado porque hablamos de una gran industria que mueve miles de millones de euros al año y que ha dividido en dos grupos a los profesionales del sector de la salud: los defensores y los detractores.

En principio y de forma teórica, podríamos decir que la homeopatía es una alternativa a la medicina tradicional que sostiene que una parte infinitesimal de la sustancia que causa una enfermedad concreta servirá para crear uno o varios medicamentos que traten los síntomas de esa misma enfermedad.

La SEMH – Sociedad Española de Medicina Homeopática- define el término homeopatía como:

técnica terapéutica basada en una observación clínica completa y rigurosa que conduce a la prescripción de medicamentos homeopáticos cuyas indicaciones proceden de una farmacología fundamentada por una constatación experimental que es la similitud”.

La homeopatía tiene una larga historia detrás ya que fue creada a principios del siglo XIX por un químico y médico alemán llamado Samuel Hahnemann (1755-1843). Hahnemann era un detractor de la medicina tradicional de la época ya que desconfiaba completamente de sus buenos resultados terapéutico. De hecho, Hahnemann afirmaba rotundamente que la medicina tradicional occidental mataba a más pacientes de los que sanaba.

Tras largos años de estudio e investigación y apartado de las prácticas tradicionales este químico sajón llegó a la conclusión de que cantidades ínfimas de los patógenos causantes de una enfermedad servían paradójicamente para curarla. Este es el primer punto de partida de la homeopatía tradicional y, también, el centro de las críticas de parte de la comunidad científica y médica que acusan a la rica industria homeopática de vender agua con efecto placebo.

La homeopatía también llegó a España en el siglo XIX, pero hasta 1932 no se publicaría el primer artículo serio sobre el tema que marcó el inicio de una práctica tan denostada por unos como apreciada por otros.

 

¿Qué es la naturopatía?

naturopatia

La última de las terapias naturales más conocidas y reconocidas a nivel mundial es la naturopatía, ¿sabes lo que es?

La naturopatía es una terapia multidisciplinar que basa sus efectos positivos para la salud en la utilización complementaria de productos completamente naturales y libres de cualquier rastro de química o artificialidad creada en el laboratorio.

A diferencia de lo que piensan algunos legos, la naturopatía no consiste solo en utilizar Flores de Bach, arcillas o aceites esenciales de las plantas y árboles. La naturopatía es una forma de sanación que busca extraer todo el poder natural de los alimentos, el agua, las plantas, el sol, los minerales, etc., con un único objetivo: ayudar al ser humano a recuperar su energía perdida y a sanar los males que aquejan a su cuerpo físico, a su mente y a su espíritu.

Aunque nos parezca un término moderno, tenemos que saber que la naturopatía tiene casi 100 años de vida ya que vio la luz en 1922 de la mano de otro investigador alemán harto de los escasos resultados de la medicina occidental de la época, el profesor Benedict Lust (1872-1945).

Lust y el resto de los padres fundadores de esta terapia natural creían que la naturopatía no es solamente una terapia médica alternativa, sino una auténtica filosofía de vida basada en la alimentación natural y ecológica, el descanso, la luz del sol, el biogmagnetismo, el ayuno terapéutico, etc.

 

¿Para qué sirven las terapias naturales?

En general, podríamos decir que la mayoría de las terapias naturales buscarían tres objetivos fundamentales:

  • Sanar o ayudar a sanar, tanto por sí mismas como en colaboración con las prácticas, fármacos y tratamientos propios de la medicina occidental tradicional.
  • Ayudar a recuperar la energía vital y el equilibrio perdido entre mente y cuerpo, entre plano físico y plano espiritual.
  • Fortalecer mente y cuerpo a fin de reforzar las defensas naturales de nuestro organismo para prevenir enfermedades, afecciones y patologías futuras.

Como ves, una peculiaridad de las terapias naturales y que las diferencian de la mayoría de las prácticas médicas occidentales tradicionales es que no centran sus esfuerzos únicamente en el organismo físico, sino que incluyen el plano emocional. Es más, disciplinas como la del par biomagnético o la naturopatía centran sus esfuerzos en conseguir el equilibrio entre ambos planos vitales – físico y psicológico- de forma que la energía fluya y la persona mejore desde el punto de vista físico y, también, emocional.  

Desde este punto de vista, vamos a ver los principales beneficios físicos y emocionales que tienen las distintas terapias naturales (siempre desde la perspectiva de los defensores de este tipo de prácticas y tratamientos alternativos).

 

Principales beneficios físicos de las terapias naturales
  • Mejora el sistema circulatorio evitando accidentes cardiovasculares.
  • Reduce los procesos inflamatorios de enfermedades de origen reumático como la artritis, la artrosis o la espondilitis anquilosante.
  • Minimiza el dolor físico producido por rotura de huesos, esguinces, torceduras, quemaduras, etc.
  • Ayuda a evitar la acumulación de líquidos.
  • Facilita el proceso digestivo paliando la sensación de hinchazón, el dolor abdominal, la flatulencia, los gases, etc.
  • Refuerza nuestro sistema inmunitario para que impida el acceso de virus o bacterias.
  • Relaja la musculatura y elimina las contracturas, la carga muscular, etc.
  • Reduce la sensación de cansancio y fatiga.
  • Etc.

 

Principales beneficios emocionales de las terapias naturales
  • Reducen el insomnio ocasional o crónico evitando el resto de problemas que relacionamos con la falta de sueño de calidad (irritabilidad, nerviosismo, híper actividad, pérdida de memoria o de capacidad retentiva, etc.).
  • Nos ayudan a relajar la mente para focalizar nuestra atención plena y consciente y poder encontrar la energía positiva perdida.
  • Refuerzan el poder mental que necesitamos para conseguir metas personales accesibles y gratificantes.
  • Contribuyen a eliminar los síntomas de distrés (estrés negativo).
  • Mejoran nuestra sensación de autoestima y bienestar con la vida que nos ha tocado vivir.
  • Refuerzan nuestra capacidad autocontrol a fin de evitar conductas que destruyen poco a poco nuestra salud (alcoholismo, tabaquismo, drogadicción, etc.).
  • Nos ayudan a volver a conectar con la naturaleza y a disfrutar de lo que nos rodea: el sol, el aire libre, los alimentos naturales, la lluvia, el viento…
  • Etc.

 

Un dato importante que nos gustaría destacar es que los defensores del uso de las terapias naturales insisten en que este tipo de fármacos, tratamientos y técnicas no perjudican en absoluto la salud de quien lo recibe. También hacen especial hincapié en que a diferencia de los fármacos tradicionales, los fármacos naturales, las terapias, los masajes o las dietas naturales no tienen ningún tipo de efecto secundario negativo para la salud, sino todo lo contrario.

 

¿Funcionan las terapias naturales?

Llegamos al meollo de la cuestión, al punto de partida de nuestro artículo y a la pregunta clave de cualquier debate sobre las terapias naturales: ¿funcionan?

Nosotros no tenemos la respuesta real, de hecho, creemos que nadie la tiene. Lo que sí podemos decir es que cualquier tratamiento o terapia que sirva para mejorar la sensación de bienestar y felicidad de quien lo recibe es positivo para esa persona y su entorno familiar, profesional y de amistad.

Para terminar, no podemos dejar de subrayar una idea que, creemos, es fundamental: en el mundo de las terapias naturales hay mucha charlatanería, mucho falso gurú que ha visto la oportunidad de enriquecerse rápidamente a costa de las esperanzas de las personas que sufren dolor y de sus familiares.

Solo hace falta echar un vistazo a la hemeroteca para encontrar cientos de casos “sangrantes” de personas que han confiado su vida y su salud a falsos terapeutas naturales que los han apartado de los tratamientos médicos convencionales. Hablamos de casos graves de pacientes con cáncer que han abandonado la quimioterapia por agua floral coloreada o de personas con graves afecciones cardiacas que han dejado de tomar la medicación prescrita por su cardiólogo con resultados nefastos.

¿La moraleja? Combina los distintos tratamientos médicos y sanadores que tienes a tu disposición y confía tu salud solo a los profesionales. Recuerda que lo más importante eres tú, tu salud física y mental y tu valiosa energía vital.

libertad

 

Material complementario sobre las terapias naturales

En Internet existe muchísimo material formativo e informativo sobre las distintas terapias naturales que hemos tratado en este artículo. La siguiente es solo una pequeña selección:

APENB. Asociación Española de Naturopatía y Bioterapia.

– Directrices sobre capacitación básica y seguridad en la acupuntura de la OMS.  

Libro Blanco de la Homeopatía 2013.

– Programa Life Reset en la Naturaleza.

SEFIT.  Sociedad Española de Fitoterapia.

SEMH.  Sociedad Española de Medicina Homeopática.

Sociedad Española de Acupuntores Profesionales.

– Vídeo resumen de la historia de la homeopatía en España editado por la SEMH.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.