¡Naturalmente!

Tipos de huertos: soluciones de riego para tu huerto casero

Tener un huerto en casa no es una utopía. Dependiendo del tiempo que puedas dedicarle, puedes optar por distintos tipos de huertos. Resultan una forma muy eficaz de producir en tu propia casa plantas aromáticas y otros vegetales aptos para el autoconsumo. Si quieres poner en marcha tu propio huerto casero, descubre los distintos tipos de riego y determina cuál se adapta mejor a tus necesidades.

Huertos urbanos, huertos caseros

Un huerto casero (como el biohuerto) es aquel que puedes cultivar sin salir de tu casa. No importa si vives en un edificio de 8 plantas, un chalet con patio trasero o si tienes la ventaja de vivir en el campo. Puedes llevar a cabo tu propio huerto casero en tu propia terraza, con pocos recursos y reutilizando materiales.

Si le echas imaginación y muchas ganas podrás, incluso, germinar tus propias semillas a partir de los restos de alimentos. ¿Sabías que puedes germinar semillas de aguacate, tomate o pimientos a partir de las piezas que compres para tu dieta semanal?

CTA texto - Ebook Alimentación - Del huerto a la mesa

Por supuesto, contar con tu propio huerto es la forma más ecológica y sostenible de acceder al alimento. Eso sí, es una tarea que requiere algo de esfuerzo. Te recomendamos que empieces por explorar tus dotes de hortelano con unas pocas macetas. Puedes empezar plantando aromáticas y poco a poco ir ampliando el tipo de huerto casero perfecto para ti.

Tipos de huertos en casa según el método de riego

Podemos distinguir diferentes tipos de huertos en función de varios factores. Por ejemplo, según el tipo de contenedor que utilices para cultivar. En este caso, puedes tener un huerto en macetas, en jardineras más grandes o incluso en una o varias mesas de cultivo.

En este artículo vamos a conocer dos tipos de huertos caseros en función del sistema de riego que utilicemos. Principalmente distinguiremos entre un riego manual y uno automático, pero antes de ver los beneficios que nos aporta cada uno es necesario hacer un breve apunte sobre el tratamiento del agua que utilizarás para regar.

El agua de tu huerto casero

La mayoría de las hortalizas no tienen problemas con el agua que llega a las casas a través de la red pública. Sin embargo, el agua del grifo suele tener mucho cloro y otros componentes que podrían llegar a perjudicar a las plantas. Podemos solventar este problema de diferentes modos:

  • Una rápida solución para reducir el cloro en el agua consiste en almacenarla en un recipiente sin tapa y dejarla reposar un mínimo de 24 horas. Dado que el cloro es un aditivo gaseoso, se irá evaporando poco a poco. No desaparecerá del todo, pero sí se reducirá su concentración significativamente.
  • Para eliminar otro tipo de tóxicos que pueden resultar peligrosos para el crecimiento de tus plantas lo mejor es instalar un sistema de tratamiento y filtrado de agua. Un buen método consiste en emplear filtros de carbón activo.
  • Otra buena idea es fabricar un pequeño colector de agua de lluvia, aunque este es un proyecto que no te recomendamos si eres un hortelano principiante. 

Riego manual para tu huerto 

El riego automático consiste en armarte con una buena regadera y aplicar el agua a las macetas de una en una. No tiene más dificultad que la de seguir un plan de riego en función de las plantas y la climatología.

Por lo general, durante los meses de más calor, todos los tipos de huerto requerirá de un par de riegos diarios; incluso más si tu huerto está ubicado en una terraza muy soleada. Debes asegurarte de que el sustrato no se seque. Para ello, los riegos deben programarse de forma que se repartan de la mejor forma posible. 

Si tienes la capacidad y disposición para encargarte de regar de forma manual el huerto, es la opción más económica. Además, te permitirá estar más al tanto del estado de las plantas. 

Riego automático para tu huerto urbano

Es una opción más cara, pero ya se sabe que el tiempo es oro, así que si pueden invertir un poco más de dinero, ahorrarás en tiempo de cuidados. Puedes adquirir un kit de riego automático en cualquier tienda especializada. 

Si tu huerto tiene varias macetas, la mejor opción es un kit de riego automático por goteo. Los puedes encontrar con todos los complementos necesarios para regar hasta 20 macetas.

Si te decantas por una mesa de cultivo una excelente opción es un tubo exudante. Se trata de un tubo de material muy poroso que canaliza el agua y permite un riego muy homogéneo.

¿Tienes un huerto urbano en casa? ¿Cómo lo riegas? Comparte con nosotros tus experiencias y cuando vengas al Cerdanya EcoResort no dejes de visitar nuestros huertos ecológicos. Apostamos por la comida natural y sostenible y por eso la cocina se surte de diferentes tipos de huertos. En el resort tendrás la posibilidad de aprender mucho sobre el cultivo de diferentes tipos de huertos. ¡Anímate!

CER - CTA imagen - Ebook Alimentación_Del huerto a la mesa

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.