¡Naturalmente!

Turismo responsable: en qué consiste y consejos para practicarlo

Valorar este post

La posibilidad de viajar se ha extendido casi a la totalidad de la población. Las empresas de aviación low cost proliferaron, internet nos permitió investigar sobre los lugares que queríamos visitar y las redes sociales mostraron que viajar es enriquecedor. Ahora todas las personas viajan, lo que ha provocado que determinados destinos se vean abarrotados. Algunas capitales europeas se ven desbordadas ante la gran cantidad de personas que día a día pasean por sus calles o puntos más emblemáticos. Esta situación deja una huella que necesita la práctica de un turismo responsable.

 

¿Qué es el turismo responsable?

El turismo responsable trata de minimizar los impactos negativos en la sociedad, la cultura, la economía y el medio ambiente del lugar visitado. Y no solo desde el punto de vista de los viajeros. Empresarios e instituciones también tienen mucho que proteger y ofrecer en cuanto a actividades basadas en los principios de sostenibilidad.

Sin embargo, en este artículo nos centraremos en algunas prácticas que tú, como viajero, puedes llevar a cabo para rebajar esa huella.

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

 

Consejos para un turismo responsable

Si te consideras un viajero responsable, seguro que ya conoces y practicas estas claves para minimizar los impactos negativos que el turismo puede tener en un destino:

  1. Elige bien el transporte y el alojamiento

Optar por un transporte no contaminante (eléctrico) para desplazarte hasta el lugar de destino y, una vez allí, usar el transporte público, alquilar una bicicleta o simplemente caminar permite que tu nivel de emisiones a la atmósfera se reduzca.

En cuanto al alojamiento, tener en cuenta la equipación ecológica de una casa u hotel es importante (sobre todo si se trata de turismo rural). Además, evitar alojamientos que contribuyen a la expulsión de los habitantes de sus hogares (tiende a ocurrir en los cascos históricos) también es un punto a tener en cuenta.

  1. Respeta el patrimonio monumental y la naturaleza

No gritar en las zonas monumentales, recoger la basura generada y no abarrotar ciertos espacios naturales son puntos importantes. Sin embargo, hay otros que pueden pasar desapercibidos pero que también son significativos: no degradar los ecosistemas, no sobrepasar las zonas acotadas, respetar la fauna y la flora, no coger conchas o corales, evitar comer alimentos fuera de temporada, etc.

  1. Respeta la cultura

Cada cultura comporta un carácter, unas costumbres y unas normas, por lo que hay que evitar imponer nuestro estilo de vida.

Viajar implica conocer, comprender e intentar adaptarse a ese lugar de destino, así que es importante informarse antes. Por ejemplo: conoce los horarios de comidas, respeta los hábitos de vestimenta, averigua si se usa el regateo a la hora de comprar o si se deja propina, investiga cómo se saludan, cómo se relacionan, etc.

  1. Contribuye a la economía local

Hay muchas ciudades o destinos que viven del turismo, pero es importante que la economía llegue a los ciudadanos y no a los negocios foráneos. Para ello, consume productos y servicios propios de la zona. Por ejemplo: come en restaurantes locales, disfruta de las fiestas o festivales del lugar, comprar recuerdos artesanos o alojarte en establecimientos gestionados por locales.

  1. Minimiza la generación de residuos

Aunque en nuestro día a día seamos consecuentes con esta máxima, cuando viajamos tendemos a recurrir al usar o tirar. Evita el plástico y pásate a los productos reutilizables: bolsas de tela, botellas de aluminio o cristal, vajilla de aluminio, etc. Y, por supuesto, evita imprimir cientos de papeles y opta por los dispositivos electrónicos.

Como has podido comprobar en los consejos anteriores, la práctica de un turismo responsable se basa en una máxima que está a nuestro alcance: ¡informarnos! Compártenos qué acciones llevas a cabo para practicar un turismo responsable.

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.