¡Naturalmente!

Turismo rural ecológico: disfrutar de la naturaleza sin estropearla es posible

El turismo rural ecológico es una respuesta racional, responsable y comprometida con la naturaleza y la salud medioambiental de nuestro planeta frente al turismo convencional, que es una de las actividades más contaminantes y que mayor impacto negativo genera sobre las zonas y lugares que lo sufren en masa. 

CTA text - Ebook Ecoturismo - Ecoturismo: una tendencia en auge

El turismo masivo ocasiona graves problemas como la degradación medioambiental, la pérdida del patrimonio y de las formas de vida tradicionales, así como una dependencia excesiva de la actividad turística. 

Ejemplos concretos del impacto negativo del turismo masivo son: las imágenes de playas llenas de basura, las zonas costeras totalmente desdibujadas por las construcciones turísticas, zonas que se inundan cuando la la naturaleza intenta seguir su curso. También se alteran los corredores biológicos, las especies animales ven alteradas sus rutas migratorias y se contaminan sus hábitats. 

Los impactos negativos también son sociales, ya que las actividades turísticas masivas invaden los espacios locales y alteran las actividades cotidianas de sus habitantes. Y otro gran problema es el de la gentrificación, es decir, barrios muy turísticos que pierden su esencia, expulsando a los vecinos de toda la vida por culpa de especuladores a los que solo les interesa ganar dinero con pisos turísticos, alquilándolos a precios de oro.

Y ante todo esto el turismo ecológico se rebela y grita: ¡Basta! 

Ventajas del turismo rural o turismo verde

El ecoturismo se desvincula del sistema consumista. Y es que bien entendida y, sobre todo, óptimamente practicada, la etiqueta verde es mucho más que una moda. Se trata de una serie de buenas prácticas enfocadas a dejar la menor huella posible en aquellos lugares que visitamos. La gran meta del ecoturismo es potenciar el desarrollo sostenible, conservando el patrimonio cultural, natural y también económico de las zonas turísticas, que en el caso de turismo rural son los pueblos y enclaves más cercanos y ligados a los entornos naturales.

El turismo rural o turismo verde puede considerarse un subtipo dentro del conocido de forma general como turismo ecológico. Estas son sus principales puntos positivos:

  • Permite la convivencia y la interacción con la comunidad rural.
  • Facilita que sus practicantes se impliquen con las expresiones sociales, culturales y productivas cotidianas de la comunidades que visitan.
  • Es una gran oportunidad para enseñar a nuestros hijos el respeto por la naturaleza y los actividades y modos de vida tradicionales, como por ejemplo ordeñar las vacas o las cabras y cuidar de los animales. Es decir, se trata de un tipo de turismo muy instructivo que sirve para transmitir, de modo experiencial y de primera mano, conocimientos de muchos tipos: de la naturaleza, sobre biología, de la fauna y flora, etc. 
  • Es un tipo de turismo que respeta la flora y la fauna de los destinos visitados sin alterar el ecosistema.
  • Ayudan a preservar e incluso mejorar los recursos económicos de las comunidades autóctonas.
  • Sirve para aprender a valorar la verdadera riqueza de la naturaleza que nos rodea.
  • Sirve para potenciar la economía y el empleo local, proporcionando recursos económicos a los profesionales y empresas de las zonas rurales. 
  • Contribuye activa y eficazmente en la conservación y mejora de las condiciones de vida, la cultura y las tradiciones locales de las comunidades rurales.

Anímate a practicar un turismo alejado de las propuestas masificadas de siempre, más rural y ecológico y cuéntanos luego tu experiencia.

CER - CTA imagen - Ebook Ecoturismo_Ecoturismo: una tendencia en auge - verde

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.