¡Naturalmente!

Valle de Aran: qué ver y qué hacer para descubrir esta zona

Situado en extremo noroccidental de Cataluña, dentro de la provincia de Lleida, el Valle de Arán es un espléndido valle pirenaico bañado por el río Garona, el cual atraviesa la comarca a modo de columna vertebral. En “Valle de Aran qué ver y que hacer”, te mostramos algunas ideas para que lo pases de miedo.

Su ubicación, justo en el vértice atlántico de los pirineos, le otorga a este valle una singularidad muy especial, especialmente es su vertiente cultural, con unos orígenes históricos  y hasta un idioma propio (el aranés) con unas raíces claramente occitanas.

Al Valle de Arán siempre se le relaciona especialmente con el esquí y otros deportes de invierno, destacando su mítica estación de Baqueira-Beret. Al margen de las actividades de nieve, también es posible practicar todo tipo de deportes de aventura: escalada, rafting, barranquismo…

En cuanto a qué ver en el Valle de Arán, las posibilidades son inmensas, puesto que nos encontramos ni más ni menos en un enorme valle que es pirineo en estado puro, con su característica y espectacular variedad de flora y fauna. Pero, además, con un patrimonio cultural único y diferencial, destando innumerables joyas arquitectónicos del conocido como románico aranés.

En este post os proponemos dos tipos de rutas por el valle de Arán diferenciadas: las rutas por la naturaleza y las rutas románicas.

 

Rutas por la naturaleza en el Valle de Arán

Las montañas en el Valle de Arán superan los 2.000 metros de altitud en más del 30% de su superficie, configuración una barrera natural con las tierras vecinas: por eso el Valle de Arán es tan genuino y especial.

Estas montañas son un paraíso para los practicantes de senderismo y las rutas en bicicleta de montañas (BTT). Veamos un par de rutas emblemáticas, aunque existen muchas más.

Valle de Barradós y cascada Saut deth Pish

En coche se puede llegar hasta el Plan de Artiguetes y luego hay que continuar a pie. Es una caminata apta para toda la familia, puesto que es corta y sencilla, que nos lleva hasta uno de los saltos de agua más impresionantes del Valle de Arán, la cascada Saut deth Pish, que además está rodeada de un magnífico bosque y de un pequeño lago.

cascada saut deth pish

Bosque de Varicauba y Bassa d’Oles

Una zona única para practicar senderismo por su belleza y variedad paisajística: masa forestal llena de abetos, pinos rojos y arbustos como los arándanos y la joya de la corona: un lago justo en medio conocido como Bassa d’Oles.

bassa d'oles

También es una ruta muy sencilla, apta para personas de cualquier edad y condición física, ya que se trata de un recorrido perimetral al lago. Recorrido que también hará las delicias de los amantes de la bicicleta de montaña, ya que tiene 2 circuitos BTT: un verde y otro azul.

 

Rutas por el románico Aranés

A cualquier observador, algo que le va a llamar poderosamente la atención del Valle de Arán es la gran cantidad de iglesias que hay, todas ellas construidas entre los siglos IX al XII y en muy buen estado de conservación.

cristo salardú

Una ruta completa por el arte románico del Valle de Arán incluiría 15 iglesias, entre las que destacan la Iglesia de Santa María de Arties, con una arquitectura propia del románico lombardo y unas espléndidas pinturas murales  y la Iglesia de San Andrés, donde podemos extasiarnos con la talla del Cristo de Salardú, una de las piezas más importantes de la escultura catalana y española.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.